Barniz y pintura en spray

Barniz y pintura en spray. Apuesta por ellos

El uso del barniz y la pintura en spray ha revolucionado la restauración de viejos muebles, electrodomésticos y demás objetos domésticos que siguen prestándonos sus servicios eficazmente a pesar del implacable paso de los años. Desde AKI te invitamos a que restaures esos viejos objetos, les des una luz nueva y te reenamores de ellos. Además de ahorrar mucho dinero tendrás la ocasión de experimentar las muchas gratificaciones que produce la restauración.

Las ventajas del barniz y la pintura en spray

Entre las ventajas que el formato en spray ofrece frente a la clásica brocha o el rodillo encontramos que:

  • El spray es ideal para superficies altamente irregulares como, por ejemplo, una silla de mimbre. Imagina la lo difícil que resulta barnizar todos esos minúsculos recovecos con una brocha. No obstante, el difusor rocía la pintura hasta cubrir por completo el último rincón del objeto.
  • El secado es bastante más rápido en las superficies menos adherentes como los plásticos o láminas de metal como las de los electrodomésticos. Hay que tener en cuenta que el hacer uso de menos cantidad de producto actúa como acelerador, lo que implica que puede pasar menos tiempo de secado entre capa y capa. Esto, a su vez, conlleva que el proceso de pintar cualquier objeto no haya de extenderse a un segundo día.
  • El acabado es realmente uniforme. Si se emplea el aerosol con la pericia y la distancia adecuadas, el resultado puede llegar a producir una sensación de máximo pulido.
  • Se trata de una forma más limpia de pintar ya que desaparecen los incómodos goterones que se caen por el mango de la brocha y acaban por manchar nuestras manos. Se recomienda que se limpie el difusor de vez en cuando con un trapo o un poco de papel, así se evitará que el bote se manche con el flujo de pequeñas gotitas que puedan emanar de él.

Los usos son ilimitados

Desde pintar tu vieja Vespa, la bicicleta que reposa en la pared del garaje, tus videoconsolas antiguas, el enrejado de la terraza de tu casa de la playa o, incluso, los muebles de jardín. Las posibilidades son ilimitadas. Cualquier cosa que quieras restaurar o que esté desconchada por un golpe, adquirirá un aspecto nuevo y resplandeciente.

Algunos consejos

  • Como no queremos llegar a inhalar este tipo de producto, es altamente recomendable usar una máscara protectora durante el trabajo. Del mismo modo ocurre con la piel. Debemos tenerla cubierta, sobre todo el área de las manos que podemos tapar con unos convencionales guantes de látex.
  • No olvides enmarcar toda el área que va a ser pintada con cinta adhesiva de pintor pues es fácil que la pintura o el barniz excedan los límites que hemos previsto para ellos. Del mismo modo, recuerda poner papel de periódico en el suelo para evitar las salpicaduras.
  • La superficie que vaya a ser pintada ha de estar totalmente limpia y seca. En caso contrario, los resultados no serán óptimos pues la pintura deslizará, no se adherirá y, consecuentemente, no obtendremos el deseado aspecto uniforme
  • Si la superficie en la que vas a aplicar la pintura es extremadamente lisa como, por ejemplo, el vidrio, utiliza papel de lija para lograr que el producto se adhiera mejor.
  • Se recomienda que se agite el bote durante unos segundos antes de comenzar a pintar y, de igual modo, hacer lo propio de vez en cuando con el fin de evitar se acumulen residuos en el fondo del bote.
  • Aleja a las mascotas de la zona donde estés trabajando pues, aunque lo más normal es que el propio olor y el sonido del aerosol les espante, el tipo de químicos que se usa para fabricarlas pueda dañarles las vías respiratorias.
  • Para una óptima conservación, tras usar el spray y antes de guardarlo, se recomienda ponerlo bocabajo y presionar el aplicador. Saldrá al principio algo de pintura y finalmente algo de aire. De esta forma, la boquilla y el tubito se quedan limpios sin pintura en su interior que se reseque y que obstruya la salida del producto en un uso posterior.

El uso de barniz y pintura en spray es una alternativa económica y versátil a las clásicas pinturas de brocha y rodillo en casos de pequeñas y complicadas superficies. Si no las has probado, en AKI podrás encontrar una gran variedad de las mismas. Dales una oportunidad y, como siempre, no dudes en consultarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.