piscinas

Bienvenidos al mundo de las piscinas

Un baño refrescante es el mejor antídoto para sobrevivir a los días de calor, por eso, las piscinas son sin duda el elemento estrella del exterior de nuestro hogar. Acondiciona tu jardín o terraza y aprende con nosotros a instalar, poner a punto y mantener tu piscina. ¡Deja paso al relax y diversión que inundan los días de verano!

Preparativos previos

Si tu casa cuenta con una piscina que forma parte de la instalación permanente deberás realizar las tareas de puesta a punto y mantenimiento antes de dar paso a los baños de la nueva temporada.

piscinas

En el caso de necesitar el espacio de tu jardín o terraza que necesita una piscina durante el resto del año deberás recurrir a una piscina desmontable cuando llega el calor. Este tipo de piscinas son una de las soluciones que el bricolaje ha aportado a nuestras vidas ya que los diferentes materiales y tamaños permiten que podamos encontrar el modelo adecuado para el espacio del que disponemos.

Instalación de piscinas desmontables

Las piscinas autoportantes son la solución más sencilla y económica para pequeños espacios. Solo con hinchar el aro exterior y llenándola de agua puedes tener en pocos minutos una piscina con capacidad para varias personas y que desinstalarás sin problema al final del verano. Además, hay modelos que llevan incorporada una pequeña depuradora que mantendrá el agua en condiciones óptimas con el paso de los días. Los últimos modelos de piscinas autorportantes incluyen acción masaje dando a tus baños el efecto relajante que tanto agradecerás tras largos días padeciendo altas temperaturas.

piscinas desmontables

Del mismo modo que las autoportantes, las piscinas tubulares y las de acero implican una instalación sencilla con una estructura firme adaptable a diferentes espacios. Su resistencia es mayor que en las autoportantes y permiten modelos de mayor tamaño aptos para más personas. Este tipo de piscinas utilizan filtros de cartucho o de arena.

Los filtros de cartucho necesitan cambiar el filtro cada vez que está sucio mientras que en los filtros de arena solo es necesario renovar la arena una vez al año. El primer tipo se utiliza para piscinas de tamaño pequeño o mediano mientras que los filtros de arena se utilizan para piscinas medianas y especialmente para los modelos de mayor tamaño.

Limpieza y puesta a punto de tu piscina

Antes de realizar el llenado de nuestra piscina debemos realizar una limpieza completa de la misma, tanto si es una fija como los diferentes modelos desmontables que pueden haber acumulado suciedad mientras estaban almacenados desde el año anterior.

En el caso de tener que pintar una piscina instalada tendrás que tener en cuenta el tipo de material de la misma para elegir el producto de limpieza adecuado. Con los azulejos debemos tener cuidado para no producir ningún desperfecto mientras que en piscinas con una superficie de cemento que ha sido pintada puedes hacer una limpieza menos delicada para pintar posteriormente.

piscinas

Finalizada la limpieza es necesario comprobar el estado de la piscina y asegurar la estanqueidad de la misma. En piscinas enterradas repararemos todo tipo de fisuras para evitar fugas que comprometerían la seguridad de la instalación a largo plazo y que podrían provocar el crecimiento de vegetación en la época que la piscina este vacía. Estas imperfecciones se pueden encontrar tanto en piscinas de cemento como en la capa superficial de azulejos (en las propias baldosas o en sus uniones). Para su reparación perfilaremos la grieta o fisura hasta darle una forma de V y aplicaremos el producto reparador. Después del secado de la misma lijaremos para que la superficie sea irregular.

Por último, podemos dar la capa de pintura que dará a la instalación un look renovado. Utilizaremos pinturas especiales para piscinas, planificando esta tarea dejando el tiempo suficiente para su secado antes del llenado de la piscina. Este tipo de pinturas refuerzan la estanqueidad de la piscina y resisten los diferentes métodos de limpieza y tratamiento de agua que tengamos que realizar.

Mantenimiento

Comprobar que el agua se encuentra en condiciones óptimas para el baño es una tarea que debemos realizar durante toda la temporada. Por ese motivo es obligatorio por motivos de higiene y salud medir los niveles de cloro y pH periódicamente.

El cloro hace la labor de desinfectante eliminando los microorganismos que se acumulan en el agua. Debes medirlo diariamente y su concentración debe estar entre 0,5 y 1,5 partes por millón (ppm) Si el valor es demasiado bajo deberás utilizar un producto estabilizador ayudándote de pastillas de color con las que saber la cantidad correcta que debes añadir. Si es demasiado alto debes utilizar una depuradora y esperar a que el cloro se filtre (y evapore debido al calor) antes de volver a bañarte.

medidor pH

Con el pH medimos la acidez y alcalinidad del agua. Su valor debe ser aproximadamente 7.2 y debemos medirlo al menos una vez a la semana. Un valor superior al recomendado ataca la capa ácida de la piel mientras que si está por debajo irrita piel y ojos además corroer los elementos metálicos de la piscina. Si el valor medido con el kit no es el correcto podrás ajustarlo con el uso de un disminuidor o incrementador de pH.

Para la limpieza general de la piscina en los meses de uso y ahorrar el gasto económico y medioambiental que supone renovar el agua podemos utilizar un limpiafondos de piscina.

limpiafondos piscinas

Los limpiafondos de piscina, manuales o automáticos, sirven para eliminar la suciedad de la superficie interior de las piscinas enterradas o desmontables. Su labor combinada con la de las pequeñas depuradoras harán factible que incluso los días de frío nuestra piscina nos resulte irresistible por la claridad del agua y el perfecto estado de la instalación.

Complementos para tu piscina

Recuerda que para mantener el agua de la piscina limpia puedes proteger el agua con una lona o cubierta si no la estás usando. El uso de estas lonas tiene también un componente de seguridad ya que evitará que los niños entren a la misma sin supervisión.

Si te preocupa la temperatura del agua y necesitas que en días no excesivamente caluroso el agua esté lo más caliente posible puedes utilizar un calentador. Estos aparatos son compatibles con piscinas enterradas y desmontables

calentador agua piscinas

El uso de los diferentes productos químicos para mantener el agua en condiciones óptimas hace recomendable si cuentas con espacio instalar una pequeña ducha junto a la piscina en la que limpiarte antes y después de cada baño,

Por último, recuerda que existen modelos específicos enfocados al relax como son pequeños spa o jacuzzis que pueden instalarse fácilmente en terrazas y jardines. No cumplen estrictamente la función de una piscina, pero pueden ser un complemento magnífico o un elemento que la sustituya. Si dispones de pocos momentos para bañarte, pero quieres que estos se centren en relajarte más que en refrescarte es la opción más adecuada para ti.

spa piscinas

Después de todo esto ya no te quedan excusas para pasar calor este verano. Ve preparando tus coreografías de natación sincronizada con tu familia y amigos y acostúmbrate a acabar arrugado como una pasa después de las infinitas horas de diversión que te va a dar tu piscina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.