bricolaje-casero

Bricolaje casero. Guía para principiantes

El bricolaje casero es la tarea de llevar a cabo creaciones, restauraciones, reparaciones del hogar o mantenimiento de hogar sin tener que acudir a los servicios de un profesional.

Motivaciones del bricolaje

Las motivaciones que derivan en el ejercicio del bricolaje son diversas:

  • Creativas: la autorrealización personal que supone llevar a cabo las tareas del bricolaje, así como la gratificación que implica la consecución de las mismas por alcanzar un resultado funcional y estético que cumpla con las expectativas
  • Económicas: ahorrar dinero en la mano de obra que conllevaría la contratación de un profesional puede llegar a suponer una cantidad de dinero nada desdeñable. Si a la mano de obra le sumas el transporte, que es un concepto habitual en el sector de las reparaciones, la cantidad ahorrada a lo largo del año puede llegar a ser más que notable.
  • Emocionales: el bricolaje proporciona una gran sensación de autonomía y control, así como minimiza el estrés generado por los clásicos accidentes del hogar. También puede llegar a proporcionar relajación y, si compartes el tiempo con tu hijo, puede fortalecer el vínculo padre – hijo.
  • Entretenimiento: a modo de pasatiempo el bricolaje no tiene precio. Cualquier tarea requiere una concepción, compra de material, preparación y realización. El bricolaje no es algo que se improvise. Por ello, no hay mejor de modo de entretenerte unas horas con cualquier pequeño proyecto para tu hogar.

Las ramas del bricolaje

La ingente cantidad de actividades que abarca el bricolaje se agrupa en cuatro ramas principales:

  • Decoración: es el arte de disponer determinados elementos funcionales y estéticos de la casa de manera que resulten armoniosos a la vista. La decoración se suele clasificar por estilos: pop, marinera, oriental, colonial, etc. Son innumerables los estilos que hay y ser un gran entendido en este campo implica conocerlos todos aunque se dominen y nos especialicemos sólo en algunos de ellos.
  • Restauración: es el arte de recobrar el aspecto primigenio de los muebles y objetos decorativos del hogar.
  • Reparaciones hogar: se trata de arreglar aquellos elementos que bien por uso prolongado o por accidente se hayan estropeado.
  • Mantenimiento hogar: tiene que ver con las acciones llevadas a cabo con el objeto de mantener las funcionalidades óptimas de los elementos de la casa. El mantenimiento del hogar es una tarea continuada a la que hay que dedicarle tiempo. Existen multitud de trucos de mantenimiento. Con el tiempo y la práctica se acaban conociendo los más básicos y, gracias a ello, se puede ir avanzando hacia estadios más complejos.

bricolaje-de-hogar

Actividades del bricolaje

A medida que avanza la comunidad y el mercado de aficionados al bricolaje, las actividades que abarca este hobby se van ampliando cada vez más. Algunos ejemplos de diferentes actividades del bricolaje hogar son:

  • Pintura: pintar es una actividad de la que no sólo hay que conocer las técnicas y los materiales más apropiados sino que hay que tener buen criterio a la hora de escoger los colores para las estancias.
  • Carpintería: se trata del arte de trabajar con la madera, bien para construir objetos como sillas, mesas, pórticos, escaleras, etc. o bien con el objeto de repararlos.
  • Electricidad: son todas las tareas que tienen que ver con el manejo de las instalaciones eléctricas. Tareas como colocar un aplique, instalar una luz de emergencia, cambiar un enchufe o disponer las luces de navidad en el porche.
  • Jardinería: todo lo relacionado con los muebles de jardín, preparación de huertos, barbacoas, toldos, estanques, etc. La cantidad de elementos en los que puede enfocarse es extraordinaria.
  • Albañilería: todo lo que tiene que ver con alicatado, tirar tabiques, levantar muros. Incluso, si eres muy habilidoso, podrías llegar a construir tu propia casa con técnicas de bricolaje.
  • Fontanería: el trabajo de todo aquello concerniente a tuberías, grifería, desagües y distribución de agua y gas.
  • Bricolaje manualidades: tiene que ver con la elaboración de objetos decorativos que van a aportar color y simpatía a alguna de las estancias de tu hogar.

Herramientas básicas para el bricolaje en el hogar

Son muchas las herramientas indispensables para la consecución de un bricolaje fácil y plácido. Gracias al desarrollo del sector, hoy en día tenemos herramientas superavanzadas para tener que evitar el esfuerzo de agotarnos en las tareas del bricolaje y que esa sensación sea reemplazada por la de diversión. Lejos han quedado ya los tiempos en los que las manos encallecían al apretar los tornillos o  los hombros se dañaban al tener que lijar a mano. Veamos una muestra de algunas de las herramientas más básicas del bricolaje:

  • Taladro: herramienta que sirve para la perforación de las superficies con el objeto de insertar tacos que puedan sostener cuadros, estanterías o cualquier tipo de elemento colgante. Indispensable.
  • Destornillador eléctrico: herramienta que sirve tanto para atornillar como para desatornillar ejerciendo presión sobre la hendidura de la cabeza del tornillo. Ahora los destornilladores tienen pequeños motores que hacen que trabajar con tornillos requiera mucho menos esfuerzo
  • Alicates: herramienta reina cuya función es la de extraer, cortar y doblar con precisión cualquier tipo de objeto.
  • Lijadora eléctrica: si vamos a trabajar la madera, la lijadora nos servirá para dejar las superficies lisas con el objeto de que la pintura o el barnizado quede lo más suave posible.
  • Llave inglesa: para apretar y aflojar diferentes tamaños de tuercas. Tiene una rueda que sirve como reguladora del tamaño. Verdaderamente, imprescindible.
  • Cúter y tijeras: herramientas que sirven para cortar superficies de escasa consistencia de manera precisa. Esto nos facilita la adaptación de estas superficies a la forma de cualquier otra.
  • Pegamento: hay de muy diversos tipos pero, esencialmente, nos servirá para pegar todo tipo de superficies ya sea cartón, madera o plásticos, fijándolas de manera permanente -en el caso de los pegamentos extra fuertes – o de manera más reversible como en el caso de las colas de contacto de papelería.

bricolaje-hogar

Bricolaje casero. Una conclusión

Bien, hasta aquí hemos llegado. Hemos querido llevar a cabo una pequeña guía introductoria a los rudimentos del bricolaje. Sencilla en extremo y para todos los públicos. El bricolaje casero es una manera estupenda de hacer las cosas a tu gusto y bajo tu absoluto control, además de ahorrar el dinero de la mano de obra. Los consejos de AKI: comienza por tareas sencillas como colgar y nivelar una estantería. Lee a menudo blogs como estos dedicados a la difusión del bricolaje. Y, finalmente, no te desanimes si las primeras veces no obtienes los resultados esperados. La perfección siempre llega con la repetición.

2 thoughts on “Bricolaje casero. Guía para principiantes”

  1. Está muy claro que hoy en día, no realizan trabajos de bricolaje quién no quiere, ya que con los centros de bricolaje que existen te asesoran en todo lo que respecta a una reparación doméstica y te suministran todo lo necesario para llevarlas a cabo de una manera

    fácil y sencilla.

    Ho

  2. Buena entrada. La verdad es que en nuestra tienda también notamos que cada vez hay mas aficionados al bricolaje que intentan hacerse sus tareas domesticas.

    Por lo que hace referencia a las herramientas creo que hay bastantes mas que son basicas para trabajar de una forma eficiente, facil y segura. Pero bueno, eso ya depende de cada usuario.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.