Bricolaje domingo

Bricolaje de domingo por la mañana

Todos hemos tenido un vecino aficionado al bricolaje al que le encantaba madrugar el domingo para estrenar una nueva y ruidosa herramienta. No era la mejor estrategia para hacer amigos en el vecindario, por eso hoy os traemos ideas para mantener y reparar tu hogar sin tener problemas en tu próxima reunión de la comunidad. Combina una buena relación con tus vecinos y tu afición por el bricolaje, la jardinería y la decoración.

La clave de todas las ideas que vamos a proponerte hoy es el silencio. Puedes empezar desde primera hora y, sigiloso como un ninja, terminar un pequeño proyecto sin que nadie sepa cómo ha ocurrido. Dejaremos el uso de herramientas eléctricas y los ruidos fuertes para otras ocasiones y disfrutaremos de una tranquila mañana de domingo.

El momento ideal para pintar

Tiempo suficiente para dar al menos dos capas en cualquier mueble o pared y que se seque antes de la hora de comer. No molestarás a nadie poniendo papel, plástico y cinta para proteger la casa y no mancharla de pintura (si tienes que mover algo grande, prepáralo la tarde del día anterior) y podrás elegir con calma el tono adecuado. Aprovecha el domingo por la mañana para dar un nuevo color a tu hogar.

pintura

Un semillero para tu huerto urbano

No todas las tareas de jardinería implican salir a un inmenso jardín al exterior de nuestro hogar y dar vueltas con una máquina cortacésped. Es posible realizar pequeñas mejoras dentro de nuestra propia casa sin molestar a nadie, y entre esas posibilidades se encuentra trabajar en un pequeño semillero que servirá de sustento para nuestro huerto urbano.

semillero

Ya os comentamos anteriormente lo interesante que resulta esta actividad para realizarla junto a los pequeños de la casa. Preparar la tierra en una pequeña bandeja, o incluso plantar tipos específicos de verdura que necesitan poco espacio, es posible para llenar una mañana de domingo de una actividad sana y entretenida que será el comienzo de una divertida unión con la jardinería.

Entretener a los pequeños de la casa

Niños y niñas se despiertan los domingos llenos de energía, encontrar algo que hacer con ellos y con lo que estén entretenidos mientras nos ponemos en marcha nos resultará de gran ayuda para alcanzar su ritmo.

bricolaje niños

Para estas situaciones en las que los pequeños de la casa revolotean a tu alrededor, las manualidades pueden ser tu gran aliado. Al semillero que os comentábamos anteriormente, os recomendamos unir actividades con las que crear una zona de estudio que les ayudará a estudiar de una forma más eficiente. Les resultará más divertido y se acostumbrarán más fácilmente a hacer los deberes si ellos mismos han hecho su propio calendario o agenda. ¡Juntos podéis formar un gran equipo!

Ordena tu armario ropero

Mientras que haremos bastante ruido vaciando y ordenando los cajones del baño o la cocina, organizar la ropa de nuestro armario con la ayuda de cajas, zapateros y colgadores podemos sacarle mucho partido a una mañana de fin de semana.

ordenar armario

Tener tu armario ropero o el vestidor completamente ordenador te ayudará a ahorrar tiempo cada mañana y estar preparado para cualquier imprevisto. Un domingo por la mañana en el que te hayas despertado antes de lo que esperabas es la ocasión ideal para cambiar la ropa de temporada, devolver la ropa que esperaba su oportunidad en la silla de la habitación a su lugar o acabar con el caos que impera en el fondo del armario.

Pon atención a los pequeños detalles

Son las pequeñas cosas las que convierten un hogar en nuestro hogar. Organizar tus fotografías para elegir las mejores que poner en tus álbumes familiares o en los marcos para fotos con los que llenar tus estanterías o paredes (dejemos lo de colgar cuadros para un horario en el que no despertemos a nadie) Buscar el lugar adecuado para otros elementos decorativos de tu hogar como jarrones, floreros o velas también es una buena actividad de domingo por la mañana.

portafotos

Esperamos que con estas ideas puedas disfrutar de tu hogar y hacer todas las mejoras que quieras sin convertirte en ese aficionado al “bricolaje de domingo a las ocho de la mañana” al que nadie saluda en el ascensor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *