aislar puertas ventanas

Cómo aislar puertas y ventanas

Para alcanzar la temperatura ideal en nuestro hogar y estar preparados para la llegada del frío necesitamos un sistema de calefacción. Para mantener esta temperatura sin derrochar energía ni incrementar nuestras facturas necesitamos un sistema eficiente y aislar nuestro hogar del exterior. Aprende cómo evitar que el calor se fugue de tu vivienda a través de puertas y ventanas.

Puertas y ventanas necesitan cierta holgura para realizar el movimiento de apertura y cierre. Es en este margen el lugar en el que se producen las perdidas de calor que nos hacen  gastar una mayor cantidad de energía y por tanto suponen un coste económico para nuestro bolsillo. Conocido el punto del problema ya solo queda tratar de ponerle solución.

El sistema más utilizado para solventar la falta de aislamiento es el uso de diferentes tipos de burletes con los que limitar el intercambio de calor al estar la puerta o ventana cerrada.

burletes

¿Cómo colocamos un burlete?

Debemos considerar el material de la puerta a la hora de elegir el tipo de burlete a instalar. Puertas de madera, mecánicas o acorazadas tendrán soluciones diferentes que se ajusten mejor a cada situación. Además de esto, la situación del suelo incluyendo posibles desniveles nos harán inclinarnos por un burlete más o menos moldeable.

El burlete puede ser de instalación mecánica o adhesivo. Es fundamental asegurarnos que entra en contacto con el suelo para cumplir su función de aislamiento pero el rozamiento no es excesivo de forma que la puerta mantenga un movimiento suave y sin restricciones.

burlete puerta

Si has optado por un burlete de sujeción mecánica tendrás que elegir la fijación adecuada para el material de la puerta. Si es madera utilizaremos tirafondos para madera y si es metálica tornillos rosca chapa con punto autorroscante. Si es una puerta blindada es conveniente elegir los burletes con sujeción adhesiva.

En el caso de los modelos adhesivos recuerda prestar especial atención a la limpieza de la zona de sujeción.  Utiliza un paño y alcohol sobre la superficie en la que vas a colocar el burlete para que quede correctamente fijado.

Aislando puertas y ventanas tu hogar quedará más protegido del frío. Ahorra en calefacción este otoño e invierno siguiendo nuestros consejos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.