Imagen de cómo controlar y evitar plagas en casa

Cómo controlar y evitar plagas en casa

Los cambios de estación favorecen la aparición de las llamadas plagas urbanas, pequeños insectos que aparecen en el hogar con el aumento de las temperaturas. Pueden aparecer en la cocina, en la zona que suela ocupar tu mascota o en tu jardín. Si quieres evitarlas te explicamos cómo prevenirlas y, si crees que tienes una plaga en casa, te diremos cómo controlarla para acabar con ella.

Los tipos de plagas

Pueden aparecer plagas en distintas zonas de tu hogar y lo primero que debes saber es a qué tipo te enfrentas para poder combatirla. Entre las más comunes que puedes encontrar en esta época del año están:

  • Pulgas y garrapatas: tener mascotas como perros y gatos en casa, facilita la aparición de este tipo de insectos que afectan tanto a los animales como a las personas. Para poder combatir estas plagas existen sprays para entornos de perros y gatos que puedes aplicar en las zonas en las que habita tu mascota, como la cama en la que duerme o la casa en el jardín.
  • Mariposa del geranio: aparecen generalmente en verano y desde que son orugas se comen poco a poco los capullos y el interior de los tallos acabando con los geranios. Son difíciles de detectar ya que la oruga tiene un color verdoso que se confunde con las hojas. Para controlar esta plaga existen productos específicos que eliminan tanto las mariposas como las orugas y que sirven también para prevenir su aparición.
  • Mosca blanca, pulgón y cochinilla: son parásitos que extraen la savia de la planta y provocan malformaciones en las hojas y tallos. Si detectas en tu jardín este tipo de plagas, te recomendamos aislar las macetas afectadas para que no contagien al resto. Para combatir estos insectos existen productos que, aplicados en pequeñas dosis, pueden ofrecer muy buenos resultados para erradicarlos. También hay insecticidas y aracnicidas que permiten realizar un tratamiento externo y prevenir nuevas plagas.
  • Ácaros: son muy pequeños aunque se pueden ver a simple vista y en distintos colores. Entre los tipos de ácaros encontramos la araña roja y la amarilla, que afectan especialmente a las plantar ornamentales, los tomates, los fresales y los pimientos, entre otros cultivos. Para tratar estas plagas existen insecticidas que, mezclados con agua, permiten su control y prevención a largo plazo.

Si no sabes muy bien qué tipo de plaga afecta a tus plantas, puedes adquirir productos que combaten distintos tipos de insectos voladores y de suelo. Puedes encontrarlos en forma de sprays para  plantas ornamentales o insecticidas de larga resistencia.

Además de los insectos, puedes encontrar plagas de hongos que también pueden afectar a tus cultivos y césped. Existen fungicidas que actúan contra el marchitamiento de cítricos, cipreses y césped eliminando el hongo y curando las plantas de tu jardín.

Si tus árboles o setos han sufrido algún tipo de plaga, es importante reparar los daños con una pasta cicatrizante que  proteja la herida para evitar nuevos contagios.

Consejos para la prevención de plagas

Para prevenir las plagas es importante cuidar, fortalecer y proteger tus plantas para que puedan resistir el ataque de insectos y hongos.

Una forma sencilla de prevenir el contagio es mantener tus plantas limpias y revisar periódicamente sus hojas en busca de posibles insectos o malformaciones. También es importante controlar el riego, evitando el exceso de humedad, que puede atraer a determinados insectos.

Por último, siempre puedes ayudarte de sprays de aplicación directa para rociar tus cultivos y repeler hongos y plagas de insectos.

Las tareas de prevención no te llevarán mucho tiempo y siempre será más sencillo y económico evitar una plaga que tenerla que tratar con posterioridad.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.