rosa azul

Cómo cultivar rosas azules

La rosa azul es una flor única e imposible de adquirir de forma totalmente natural. Su color azul intenso transmite libertad, tranquilidad y relax. Regalar este tipo de flor es un triunfo seguro, tanto por su originalidad como por su belleza.  Su patente está en manos de una empresa japonesa que las modificó genéticamente. Nosotros te enseñaremos a cultivar este tipo de extraña flor para dejar boquiabierto a todo el mundo.

Consigue tu rosa azul

Momento de cultivo

Deja pasar el invierno. La mejor estación para cultivarlas es la primavera. Cuando tengamos las flores y estemos en en dicha estación, tenemos que remojarlas entre 24 y 48 horas para que absorban humedad y las cultivemos en óptimas condiciones.

 

Lugar de cultivo

Un suelo bien drenado y una situación donde el sol “alimente” las flores el mayor tiempo posible sería lo ideal.  Abonar primero la tierra resulta vital. Necesitaremos herramientas adecuadasabonos especiales para este tipo de flores.  No dudes en revisar todos los abonos específicos hasta encontrar el adecuado para rosales. Contienen elementos que asegurarán el buen crecimiento de estas delicadas plantas.

Cómo cultivarlas y regarlas

Una vez tenemos la tierra abonada y elegido el emplazamiento adecuado, cavaremos pequeños agujeros de unos 60 cm donde acumularemos montículos en cada uno para añadir la rosa azul a una distancia de, más o menos 90 cm. Cubriremos las raíces y las regaremos con agua.  Regaremos cada dos semanas con una manguera o regadera. Es recomendable rociar las rosas cada 15 días por la mañana para mantener la humedad.

Tiempo de fertilizar

Si ya han pasado 3 meses desde su plantación, toca fertilizarlas con algún fertilizante especial para rosas. Eliminaremos la maleza que pueda surgir a su alrededor para que no entorpezca su crecimiento. Es importante que elijamos una marca de confianza, la intensidad del color y el brillo serán aspectos mucho más llamativos si el fertilizante es de calidad.

A mediados de junio comenzarán a florecer y deberemos podarlas. Si llevas idea de recolectarlas, tendrás que cortarlas por el tallo y poder así conformar un ramo de flores que seguro, será un bonito regalo.

 

Esperemos nuestros consejos sean de utilidad a la hora de cultivar este peculiar tipo de rosa. Desde AKÍ Bricolaje queremos proporcionarte un amplio abanico de productos y herramientas para que cualquier proyecto de jardinería se haga realidad. Porque con ilusión, información y los materiales necesarios todo es tan fácil que no te lo crees.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *