Cómo mantener baja la factura de la luz

Cómo mantener baja la factura de la luz

Con la llegada del invierno nuestra factura de la luz tiende a dispararse, ya que normalmente necesitamos una mayor iluminación en nuestro hogar y también un potente sistema de calefacción.

Para ayudarte a controlar el consumo de energía y reducir el gasto, te damos varios consejos en nuestro post que puedes poner en práctica fácilmente.

Ahorro energético con bombillas LED

Cada vez es más común ver en los hogares bombillas LED. Este tipo de iluminación está ganando terreno debido a sus numerosas ventajas, como su bajo consumo y su larga vida. Pero estos no son los únicos beneficios que trae consigo esta tecnología, te los mostramos en la siguiente lista:

Los beneficios de las bombillas LED

  • Duración de hasta 20 años
  • Consumo lineal, lo mismo en frío que en caliente
  • Sin contaminantes, libres de mercurio
  • Reciclables fácilmente
  • No emiten luz UV
  • Encendido instantáneo
  • Resistente a vibraciones y golpes
  • Iluminación focalizada
  • Amplio espectro cromático

Tipos de bombillas LED

Si al leer la extensa lista de beneficios ya estás pensando en reemplazar tus antiguas bombillas por unas LED, lo primero que debes saber es que existen diferentes tipos:

  • Bombillas LED frías: es una de las alternativas a la iluminación tradicional y oscilan entre los 4.000 K (para emular la luz del día) y 6.500 K (para obtener una luz más azulada). Están diseñadas para utilizarse en espacios que requieren mayor iluminación como pueden ser baños, cocinas, oficinas, garajes o habitaciones destinadas para el estudio. Además, gracias a su amplia gama de modelos te resultará sencillo encontrar el formato idóneo para los diferentes tipos de soporte que puedas tener en tu hogar.
  • Bombillas LED cálidas: si lo que quieres es crear ambientes acogedores en algunas estancias de tu casa, sin duda este tipo de bombillas son la mejor opción ya que suelen tener unos 3.000 K. Opta por ellas para iluminar el salón o los dormitorios, ya que además su encendido instantáneo es perfecto para aquellas habitaciones donde se enciende y apaga la luz con frecuencia. Además, son perfectas para los focos con casquillo GU10.

A estas dos categorías se suma también la denominada como bombillas LED especiales, donde se incluyen aquellas con casquillos G4, G9, R7S o PL, además de las diseñadas específicamente para frigoríficos. Dentro de este apartado podemos encontrar soluciones como la bombilla E27 esférica LED, que incluye un mando a distancia para regular la luz de los tonos RGB, perfecta para crear ambientes, o la bombilla de color GU10 dicroica LED, que permite su uso tanto en interior como en exterior.

Termostatos y cronotermostatos

Para ahorrar en la factura de la luz no basta únicamente con cambiar las tradicionales bombillas por las LED, otro de los elementos que tendrás que incorporar en tu vivienda serán los termostatos y los cronotermostatos.

Gracias a estos dos tipos de dispositivos, te resultará más sencillo racionalizar el consumo de los aparatos conectados, ya que modulan el consumo energético y garantizan la temperatura deseada. Además, otra de sus ventajas es que se pueden programar fácilmente.

Elige el modelo que mejor se adapte a tus necesidades: analógico o digital, programable o manual.

Aislantes

¿Sabías que aislando correctamente tu casa puedes ahorrar hasta un 30% de energía? Los aislantes son otro de los elementos que debes tener muy en cuenta si lo que quieres es evitar gastos innecesarios.

Antes de realizar la instalación de un sistema aislante, debes analizar en qué zona lo quieres ubicar. De esta forma, podrás elegir el idóneo para conseguir una mayor eficiencia de la energía, lo que se traduce en un mayor confort y en una menor cantidad a pagar en tu factura.

Los burletes son una buena solución para ahorrar entre un 20% y un 40% de energía. Puedes instalarlos tanto en ventanas como en puertas, ya sean abatibles o correderas. Lo que sí debes tener en cuenta es el material con el que están compuestos porque presentan diferencias.

Mientras que para los suelos regulares los mejores burletes son los de espuma, labio basculante o acolchado, en el caso de que se presente alguna irregularidad deberás decantarte por los de pelo. Uno de los sistemas más utilizados son los bajo puertas cepillo, disponibles en varios colores.

A continuación te damos varios consejos para que puedas montar cómodamente este sistema en tu casa, siguiendo estos sencillos pasos.

Consejos de montaje

  • Mide el hueco que quieres tapar, para saber así qué tipo de burlete necesitas
  • Si utilizas un burlete autoadhesivo, antes de instalarlo limpia bien la superficie con alcohol
  • Corta el burlete sobrante con un cúter

Si sigues todos los consejos que te hemos dado en este post, estamos seguros de que serás capaz de reducir el consumo en tu próxima factura, a la vez que ahorras energía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.