Lámpara de metal pintada en morado

Cómo pintar lámparas de metal

Las últimas tendencias en iluminación traen propuestas muy originales y creativas, con una gran cantidad de propuestas que se adaptan a todos los gustos y a todo tipo de ambientes. Durante los últimos años hemos visto la vuelta de las lámparas de cristal, tipo araña, en colores poco convencionales. Esta tendencia se extiende al pintar lámparas de metal y candelabros de colores, que muchas veces heredamos o tenemos en casa. Este tipo de lámparas, generalmente de forja o broce pueden renovarse y dar un aire completamente distinto a la estancia.

Pasos a seguir para pintar lámparas de metal

En primer lugar debemos seleccionar la lámpara de metal o candelabros que vamos a pintar. Puede que tengamos ya unos en casa pero que su estilo no encaje en nuestro hogar, o simplemente puede que hayamos heredado una clásica lámpara de metal de estilo barroco o romántico, generalmente de color dorado o bronce, y que no encaje con nuestros gustos por lo que deseamos renovar su aspecto. Si no tenemos ninguna podemos acudir a mercadillos y rastros, en donde seguro podremos encontrar verdaderos tesoros. Este tipo de lámparas antiguas suele ser de gran calidad y durar toda la vida, por lo que verdaderamente merece la pena restaurarlas.

Una vez tenemos la pieza a trabajar es importante revisar el estado del cableado y casquillos. Al ser piezas antiguas, es muy probable que necesitemos renovarlos. Aún cuando acudamos a un electricista la sustitución de estos elementos tiene un coste muy bajo y nos aseguraremos de que su uso es completamente seguro.

Si la lámpara tiene lágrimas de cristal es mejor retirarlas, ya que de este modo evitaremos roturas o que estas se manchen. Su reposición a posteriori queda a la elección del propietario, ya que puedes preferir la lámpara sin ellas. Otra opción es renovarlas con cristales que hagan juego o contrasten con el color con el que vamos a pintar nuestra lámpara de metal.

El siguiente paso es realizar una buena limpieza para retirar el polvo y suciedad acumulados. Si la lámpara está muy sucia, te puede ayudar desmontar las piezas; esta limpieza la puedes realizar con agua y jabón neutro.

Ten en cuenta que si la lámpara está verdosa es porque ha desarrollado lo que llamamos pátina, muy común en los bronces. Para eliminar la pátina se utilizan productos de limpieza para metales que devuelven a la lámpara su color y brillo; no obstante como nosotros vamos a pintarla no es necesario dar este paso.

Una vez se ha secado, ya estamos listos para pintar nuestra lámpara de metal.

Esmaltes para pintar lámparas de metal

Ahora que nuestra lámpara está limpia es hora de pintarla. Además del color, cuyas tendencias trataremos a continuación, es importante tener en cuenta algunos aspectos que nos ayudarán a elegir el tipo de pintura adecuado.

Lámpara de metal pintada en rojo
Fuente: Second Sunday on Main (http://secondsundayonmain.org)

La pintura en spray es una de las opciones por la que mayor número de usuarios se decanta a la hora de pintar lámparas de metal. Las razones para elegir este tipo de pintura son entre otras la rapidez de aplicación y la facilidad para lograr un acabado limpio y uniforme, de gran ayuda en el caso de que tu lámpara contenga gran cantidad  de motivos tallados. Recuerda que para aplicar esta pintura debes proteger las vías respiratorias con una mascarilla, puedes encontrarlas por muy poco en la tienda online de AKI.

Otra opción es elegir esmaltes para interior, con lo que vamos a tener una amplia gama de colores para elegir. En la gama de esmaltes especiales y esmaltes antioxidantes puedes encontrar pinturas que te hagan muy fácil esta tarea, ya que están fabricadas específicamente para lograr una buena adherencia sobre superficies de metal y para ser aplicadas sin necesidad de realizar un tratamiento previo de la superficie.

En cuanto al color a elegir existe una gran variedad.  El blanco y negro por su elegancia y fácil encaje en cualquier tipo de decoración se encuentra entre las opciones preferidas de los decoradores.

Además son tendencia los colores vívidos que dan a estas piezas una enorme personalidad. Las últimas tendencias en decoración nos traen amarillos mostaza, una combinación que aporta alegría y luminosidad en ambientes con tapicerías o paredes en tonos gris perla.

Continúan siendo tendencia los tonos turquesas y verdes agua que combinados con tapicerías y muebles en color negro, crean ambientes muy sofisticados.

También está muy presente toda la gama cromática del rojo, desde los tonos más vivos a burdeos y rojo inglés, con gran presencia de los tonos coral. Esta gama aporta mucha alegría a la estancia, pero debemos ser cuidadosos a la hora de integrarla con el resto de la decoración. Te la recomendamos combinada con tonalidades grises que contrarrestan su agresividad; lograrás conjuntos muy armónicos.

Recuerda que puedes encontrar todo lo que necesitas para esa lámpara de metal de la que hasta ahora pensabas deshacerte en tu tienda AKI más cercana o en nuestra tienda online de pintura. Te animamos además a enviarnos cómo ha quedado tu lámpara de metal y compartir tus proyectos en nuestra página de Facebook.

Fuente de imagen principal: The Brass Parperclip (http://brasspaperclip.typepad.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.