Cómo preparar el agua de piscina para el verano

Cómo preparar el agua de piscina para el verano

Sea cual sea el tipo de piscina que tengas en casa, necesitarás algunas herramientas y productos imprescindibles para ponerla a punto para el verano. Hoy te contamos cómo preparar el agua de piscina para la nueva temporada de baños.

Si has realizado un correcto mantenimiento de la piscina durante el invierno te será más fácil acondicionarla, pero si no has podido o si tienes una piscina nueva, te enseñamos en sencillos pasos cómo dejar el agua de piscina perfecta para el baño.

Limpiar el agua de piscina para el verano

Si ya tienes una piscina en casa puede que haya restos en la superficie, hojas o pequeños insectos que quedan en el agua y que hay que quitar antes de realizar cualquier otro tratamiento. Para eliminarlos puedes utilizar un recogehojas antes de realizar el siguiente paso. Recuerda que la pértiga debe ser lo suficientemente larga para que puedas llegar a toda la superficie de tu piscina.

Además de la superficie, puede que las paredes de la piscina hayan acumulado verdín tras el invierno y que el agua esté turbia. Para aclarar el agua y solucionar este problema puedes realizar distintas acciones:

Vaciar y limpiar el vaso de tu piscina

Si has decidido vaciar volver a llenar tu piscina, deberás informarte en tu ayuntamiento sobre cómo hacerlo y dónde depositar el agua sucia. Una vez que tengas toda la información y procedas a la succión del agua, hay que vigilar que la boca de succión no quede taponada por los residuos. Puedes ayudarte de un cepillo o un recogehojas para eliminar los restos superficiales. Si quieres conocer más detalles sobre este proceso, consulta esta publicación sobre vaciado y pintado de la piscina en primavera.

Tratamientos de choque para piscinas

Si no puedes vaciar el agua de piscina, necesitarás productos específicos que combatan las algas y bacterias para desinfectar el agua. Aunque parezca una laboriosa tarea, existen algicidas de choque que te ayudarán a eliminarlas.

Para aplicarlos es necesario que conozcas el volumen de agua que almacena tu piscina para agregar la dosis correcta de producto. Normalmente, estos tratamientos de choque necesitan horas o incluso días para que puedas ver los resultados, por ello, se deben consultar siempre las instrucciones para respetar los tiempos y que puedas realizar correctamente el proceso de limpieza.

Tras el tratamiento puede que queden algunos restos en el fondo, para limpiarlos puedes utilizar un limpiafondos automático o un limpiafondos manual.

Por otro lado, si tienes una piscina nueva o acabas de llenarla con agua limpia puedes pasar a hacer las mediciones del agua.

Preparar el agua de tu piscina

Una vez está el agua limpia, será necesario hacer las mediciones oportunas para saber en qué estado se encuentran tanto el pH, como el cloro de la piscina y conseguir que los niveles sean adecuados para el baño.

Puedes utilizar un kit analizador de cloro y pH para comprobar si estos productos se encuentran en las proporciones adecuadas.

  • El cloro: es el producto más utilizado para la desinfección del agua de piscina por todas las propiedades que tiene, entre ellas, algicida, abrillantador, bactericida o fungicida. Generalmente vienen en bloques o en pastillas de cloro que pueden aplicarse directamente en el skimmer para que se disuelvan lentamente. Si no dispones de skimmer de piscina, también existen dosificadores flotantes para piscinas que te permiten distribuir el producto por toda el agua.
  • El pH: su valor debe encontrarse entre 7,2 y 7,6. Si al realizar los valores ves que el nivel de pH se encuentra por debajo de 7,2, será necesario utilizar un incrementador de pH. Si, por el contrario, los niveles se encuentran por encima de 7,6, necesitarás usar un reductor de pH para equilibrarlo. Este tipo de productos se añaden directamente al agua de piscina, se deja actuar el tiempo que indique en las instrucciones y se realiza un segundo análisis para comprobar que los niveles son los adecuados.

Recuerda siempre leer las indicaciones de cada producto y medir bien el volumen de tu piscina para aplicar las cantidades adecuadas. Ahora que ya sabes todo lo que necesitas para preparar el agua para el verano, ¡disfruta de la temporada de baños con toda la familia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.