Cómo usar productos de droguería (2/2)

Continuamos con el post cómo usar productos de droguería y analizamos otros productos que pueden resultar de mucha utilidad en el mantenimiento, mejora de nuestro hogar y labores de bricolaje. Tenemos que tener siempre presente que algunos son productos peligrosos por su capacidad de abrasión, corrosión o por ser inflamables:

La trementina: su textura es algo viscosa, se utiliza para dar un retoque a los muebles encerados. Es un producto natural.

Esencia de trementina

El aceite de linaza: aporta brillo a materiales porosos como ladrillos, enlosados y baldosas de terracota sin esmaltar. Además de darles un toque de luz, los protegeremos a la vez.

Aceite de linaza 750 ml

La sosa cáustica: si queremos envejecer un mueble de roble se puede aplicar sosa cáustica con una gamuza o paño. También puede usarse como desatascador de tuberías debido a que es un producto altamente corrosivo. También elimina manchas de pintura y barnices Se recomienda usar siempre disuelto en agua.

El aguarrás: sirve para diluir pinturas sintéticas bajo una proporción adecuada. Su uso más común es el de limpieza de los utensilios de pintura, pinceles,rodillos… A fin de cuentas, es un disolvente, así que precaución con su uso.

Aguarrás Puro

El tricloroetileno: se puede utilizar en la limpieza de ropa y alfombras de manchas de grasas y alquitrán. Una vez seca la mancha, untarla con mantequilla y esperar a que se impregne, después limpiarla con el tricloroetiléno.

La gasolina de quemar: se debe prestar una atención especial porque es muy inflamable y nunca se debe utilizar para encender barbacoas o para el quemador de las fondues. Su uso más común es para decapar maderas y en algunos camping-gas. También es importante hacerse primero con un bidón de gasolina homologado.

Bidón para gasolina 5l rojo

La lejía: quizás sea uno de los productos más conocidos y extendidos. Aparte de su uso desinfectante, una vez disuelta con agua, nos servirá para eliminar el moho, las algas y el musgo de las zonas húmedas. Hay que prestar especial atención a los peligrosos vapores que se pueden producir y nunca mezclar la lejía con otro producto.

Lejía Lagarto 2 L

 

Cómo podéis comprobar, existen muchos productos dentro del ámbito droguería que pueden ayudar a mejorar y mantener nuestro hogar con usos que puede, no conociésemos. Ante todo, es importante conocer tanto sus usos como los peligros potenciales que entrañan cada uno de estos productos para sacar todo el partido de sus aplicaciones en el hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.