Hombre limpiando ventanas

Consejos de limpieza para mantener tu casa a punto

A veces hay algunas manchas o zonas de la casa que son más difíciles de limpiar de lo habitual. Por ello, siguiendo algunos consejos de limpieza, podremos hacer estas tareas de una forma mucha más sencilla.

Salones y pasillos

La mayoría de nuestras alfombras o suelos de moqueta se suelen encontrar en los salones o los pasillos de nuestro hogar, por lo que debido al tránsito de personas o al uso, es habitual que se manchen. Pues bien, para eliminar todas esas manchas tan solo hay que diluir vinagre blanco con tres cuartos de agua y frotar la combinación suavemente con un cepillo.

limpiar alfombra
Imagen de Imujer

Si por otra parte lo que ocurre es que nuestras alfombras o moquetas han ido perdiendo el color, deberemos espolvorear un poco de bicarbonato de sodio en la superficie y veremos cómo vuelven las tonalidades.

También, es muy común que en los salones se expongan piezas de plata o cobre como vajillas o cuberterías. Para que brillen como el primer día, haremos una pasta mezclando bicarbonato de socio con un poco de agua, lo aplicaremos sobre la superficie del objeto y lo dejaremos actuar durante unos minutos. Después, frotaremos con un paño y nuestras piezas recuperarán su brillo.

Terrazas

Las inclemencias del tiempo, así como el polvo provocan que los suelos y paredes de nuestras terrazas acumulen suciedad. Una solución a este problema es diluir una cucharada sopera de cristales de soda en un barreño de agua y frotaremos la superficie con un cepillo de exterior haciendo especial hincapié en las juntas. Después aclararemos con agua y veremos cómo sale toda la suciedad.

En el caso de que algún objeto se haya oxidado con el paso del tiempo tendremos que sumergir  la pieza metálica en vinagre blanco y lo dejaremos actuar durante todo el día. Después, lo aclararemos y lo secaremos.

Luego continuaremos limpiando las estructuras como los marcos de pvc de puertas y ventanas. Para ello, mezclaremos dos cucharadas soperas de bicarbonato de sodio y dos cucharadas soperas de vinagre blanco en 4 litros de agua caliente. De esta forma, lo iremos aplicando con un trapo y la suciedad más incrustada saldrá fácilmente.

Hombre limpiando ventanas
Imagen de Blogasbym

Por último, para limpiar los cristales utilizaremos un pulverizador vacío en el que verteremos una cucharada de jabón negro y el resto lo llenaremos de agua caliente. Lo agitaremos, pulverizaremos la mezcla sobre los cristales, los fregaremos y secaremos.

Baños

Aunque los baños se suelan limpiar habitualmente, de vez en cuando conviene realizar una limpieza a fondo. Para ello, comenzaremos fregando las baldosas de las paredes empleando una mezcla de tres litros de agua caliente, dos cucharadas soperas de bicarbonato de sodio y dos cucharadas soperas de vinagre blanco.

A continuación, para limpiar el WC echaremos medio vaso de bicarbonato en el interior del inodoro y luego añadiremos otro medio vaso de vinagre blanco. Dejaremos actuar la mezcla durante 30 minutos, frotaremos con la escobilla y tiraremos de la cadena.

Para quitar la cal y limpiar el resto de los sanitarios, prepararemos una pasta con tres partes de bicarbonato y una de agua caliente. Así, frotaremos con un cepillo para eliminar los restos más persistentes, aclararemos y secaremos.

Limpiar el lavabo
Imagen de Metroscubicos

Además, un truco muy útil para blanquear la ropa de hogar como las toallas es añadir dos cucharadas soperas de bicarbonato de sodio al detergente, lo que aumenta su eficacia, elimina los olores y previene la acumulación de cal en la lavadora. Por último, para que las toallas queden suaves añadiremos en el compartimento del suavizante dos o tres cucharadas de café de vinagre blanco.

Toallas

Otros consejos

Para la limpieza del resto de la casa podremos crear nuestro propio limpiador multiusos mezclando una cucharada de café de cristales de soda con una cucharada sopera de vinagre blanco y una cucharada de café de jabón negro con 500 mililitros de agua. De esta manera, veremos cómo la suciedad sale fácilmente en cualquier superficie.

Para terminar, si queremos eliminar los olores desagradables que pueda haber en zonas como la nevera, el armario, el zapatero, el garaje, la bodega o el sótano colocaremos un recipiente con un poco de bicarbonato de sodio. En el caso de los cubos de la basura, espolvorearemos un poco en el fondo y podremos comprobar cómo desaparecen los olores.

Bicarbonato
Imagen de enchufix

Siguiendo estos sencillos consejos de limpieza eliminaremos la suciedad más incrustada de nuestro hogar de una forma sencilla y muy económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.