Consejos para decorar tu casa la noche de Halloween

Consejos para decorar tu casa la noche de Halloween

Halloween se ha convertido en una de las fiestas más esperadas del año. Decorar la casa con calabazas, telas de araña o fantasmas es ya un ritual para los amantes de esta siniestra noche. En este post, te damos los mejores trucos para hacer de tu casa el lugar más siniestro posible. ¡Sigue nuestros consejos y lo conseguirás!

Calabazas con velas

¿Qué sería de una noche de Halloween sin calabazas? Sin duda, es uno de los elementos decorativos que no pueden faltar en ninguna casa para celebrar como se merece esta fiesta. Pero, ¿cómo conseguir que nuestra calabaza luzca a la perfección? No te preocupes, te ofrecemos una pequeña guía.

Cómo hacer una calabaza de Halloween paso a paso:

Una vez que ya hemos comprado nuestra calabaza, el primer paso que tenemos que dar es vaciarla por completo para que así podamos luego introducir una vela en su interior. ¿Cómo lo hacemos? Cortando la parte superior y vaciándola poco a poco.

Cuando ya hemos finalizado esta tarea comenzamos con la parte más “delicada” del proceso: ponerle cara a nuestra calabaza. Para ello utilizaremos un cuchillo que nos ayude a cortar la zona de la boca, los ojos y la nariz. Si lo deseas, puedes usar en primer lugar un rotulador para marcar todas estas zonas a modo de guía para posteriormente cortarlas.

Si lo que quieres es que la calabaza tenga un aspecto todavía más siniestro, lo ideal es introducir una vela en su interior para conseguir un efecto terrorífico. Dos opciones son el pack de 5 velas blancas en distintos tamaños y el pack 100 velas TEALIGHT.

 

Fantasmas de luz

Como hemos dicho, en toda fiesta de Halloween las calabazas son indispensables, pero también lo son los fantasmas. Pero… ¿cómo crear estas fantasmagóricas criaturas de forma sencilla y sin utilizar muchos recursos? Con este fácil DIY (Do It Yourself) que hemos visto en el blog Design Dining Diapers. Para hacerlo tan sólo necesitarás los siguientes materiales:

Pasos para hacer tus fantasmas de luz:

Lo primero que tenemos que hacer es cortar la cantidad de tela necesaria para recubrir cada una de las bombillas. Una vez que tienes cada pieza de tela, deberás de realizar un agujero en el centro de la misma para que así pueda entrar la bombilla. Ahora que ya tienes la tela puesta correctamente, anúdala con el cordel de algodón cableado para simular la forma de un cuello y evitar que vuele. Por último, sólo tendrás que pintar con un rotulador negro los ojos y la boca de cada uno de los fantasmas y… ¡listos para colgar en nuestra casa!

 

Stickers

Si tienes la suerte de contar con espacio suficiente en tu pared para colocar un sticker, te recomendamos que para una noche tan especial te hagas con el Stickers CAT de AKI, ¡perfecto para Halloween por su increíble diseño!

Además, cuenta con la ventaja de que su instalación es muy sencilla, tan sólo tienes que seguir estos pequeños consejos para colocarlo en la pared que más te guste:

  • Limpiar la superficie elegida con un paño húmedo para eliminar posibles restos de polvo o suciedad.
  • Colocar el adhesivo en el lugar seleccionado retirando el papel protector del pegamento.
  • Presionar suavemente el sticker con un paño, de abajo a arriba, para una total adherencia.

 

Color naranja en tu casa

¿Eres de aquellos que no dudan en aprovechar la noche de Halloween para contar terroríficas historias de miedo en tu casa? Entonces, seguro que esta idea te resultará muy útil.

Los cojines diseñados para el suelo son perfectos para que tus oyentes se encuentren lo más cómodos posibles, mientras prestan atención a cada uno de los relatos que narrarás a lo largo de la fiesta.

Y qué mejor opción que decantarte por un modelo de color naranja (el color por excelencia, junto al negro, para la decoración de Halloween) como el Cojín suelo CLEA, ideal para crear ambientes únicos en tu hogar.

Por si esto no fuera suficiente, puedes dotar de un tono naranja a más elementos decorativos de tu casa utilizando el Esmalte en Spray Titanlux 200 ml brillo naranja.

 

 Objetos para guardar los caramelos

Si hay un accesorio que no puede faltar en ninguna casa es un recipiente para guardar los deliciosos caramelos. Tanto si el más pequeño de la familia va a ir a pedir caramelos a otras casas, como si eres tú el que se los va a dar a los niños que llamen a tu puerta, es necesario que cuentes con un objeto donde depositarlos.

¿Cuáles son las diferentes opciones para guardar los caramelos de Halloween?

  • Caja de madera: De un tiempo a esta parte, cada vez vemos más cajas de madera decorando diferentes estancias en los hogares: en las habitaciones de los niños para guardar los juguetes, en el salón para tener a mano las mantas o en la cocina para crear divertidas estanterías en las que colocar vasos, platos o recetarios. Sin embargo, también nos puede resultar muy útil disponer de una caja de madera para Halloween, ya que podrás decorarla para la ocasión con alguna calabaza, a la vez que utilizas el espacio restante para tener los caramelos y las chucherías que repartirás a todos aquellos niños que se acerquen a tu puerta con el famoso “Truco o trato”.
  • Tarro de cristal: otra opción es usar tarros de cristal en los que depositar los diferentes tipos de caramelos que vayamos a repartir. Puedes colocarlos en el hall de la entrada para así tenerlos a mano cuando comience la noche.
  • Cubo: todos los niños que van a pedir caramelos necesitan un recipiente en el que guardarlos. Aunque en muchas ocasiones suelen llevar bolsas, otra práctica solución es optar por un cubo. Puedes utilizar alguno de los que tengas en casa para decorar o para el mantenimiento de tu chimenea, por ejemplo, aprovechando así para reutilizarlo en Halloween.

Con todos los consejos que te hemos dado en este post, estamos seguros de que ya estás preparado para disfrutar de una terrorífica noche de Halloween.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.