Consejos para reparar tu baño

Consejos sobre cómo reparar tu baño

A veces encuentras en el baño pequeñas averías o roturas que puedes arreglar de forma sencilla, aunque muchas veces no sabes por dónde empezar.  En nuestro post de hoy, te contamos algunos consejos sobre cómo reparar tu baño y las herramientas que necesitas en cada caso para dejarlo perfecto.

Nos centraremos en algunos tipos de reparaciones: las de la pared, es decir, cómo sustituir azulejos rotos o cómo reparar las juntas entre azulejos y algunas labores de fontanería que te vendrá bien conocer.

Cómo reparar un azulejo roto y arreglar las juntas

El desgaste por el uso, un golpe o unas obras en una habitación contigua pueden hacer que los azulejos de tu baño se estropeen o se caigan y tengas que repararlos.

El primer paso de toda tarea de bricolaje casero es localizar y colocarse los elementos de protección para evitar accidentes. En este caso, te hará falta utilizar gafas y guantes de protección ya que un azulejo roto puede llegar a cortar. Además de las protecciones, necesitarás:

  • Azulejos de repuesto: si decides cambiar los azulejos, busca algunos de repuesto que te sirvan para sustituir los viejos.
  • Cortafrío: a simple vista es una especie de cincel que te permitirá retirar los azulejos rotos.
  • Martillo: te servirá para golpear el cortafrío y quitar las piezas que necesites.
  • Pegamento o cemento cola: lo necesitarás para pegar los nuevos azulejos a la pared.
  • Espátula: te permitirá extender bien el pegamento o el cemento cola para colocar el azulejo.
  • Maza de goma: te ayudará a presionar los nuevos azulejos para que queden perfectamente adheridos a la pared.

Una vez que tienes puestas las gafas y los guantes te contamos paso a paso cómo hacer esta reparación:

  1. Retira los azulejos rotos: para esta tarea necesitarás el cortafrío y el martillo. Coloca el punta del cortafrío en las juntas en el centro del azulejo que quieras retirar. Golpea el extremo del cortafrío con el martillo de manera que vaya rompiendo el azulejo dañado. Sigue así hasta que puedas despegarlo por completo.
  2. Limpia bien la zona: una vez que has retirado el azulejo o los azulejos rotos, limpia muy bien el hueco que hayan dejado. Esto te ayudará a pegar y colocar mejor el nuevo azulejo.
  3. Colocar el pegamento o cemento cola: puedes ayudarte con una espátula para extender el producto que actuará como pegamento para la colocación del nuevo azulejo. Procura que no queden residuos en los bordes, ya que al colocar el azulejo podría sobresalir y manchar la pared.
  4. Colocar el azulejo nuevo: pon el azulejo nuevo en su hueco y utiliza una maza de goma para dejarlo al mismo nivel que el resto, sin dañar su superficie.
  5. Deja secar: consulta las indicaciones del fabricante del pegamento para saber el tiempo que debes dejar para que se seque.

Esta tarea de bricolaje también puedes realizarla si simplemente quieres cambiar los azulejos de tu baño para cambiar la decoración, el color o la textura de las paredes.

En el caso de que solo necesites reparar las juntas porque estén oscuras o desgastadas puedes seguir estos pasos:

  1. Limpiar las juntas oscuras: hay productos específicos para las juntas de los azulejos. Suelen tener componentes desinfectantes que combaten el moho y ayudan a blanquear las juntas. Aplica el producto sobre la superficie a tratar, frota el producto con un trapo o un cepillo y deja actuar. Si las juntas no quedan blancas del todo, puedes utilizar rotuladores blanqueadores para el baño que puedes aplicar directamente en las juntas.
  2. Reparar las juntas desgastadas: puedes usar una masilla o un preparado con cemento blanco. Para ello, solo necesitarás mezclar el producto con agua hasta que tenga un aspecto uniforme. Usa una espátula para aplicar la mezcla por las juntas que lo necesiten, retirar la cantidad que sobre y dejarlo secar.

Cómo reparar una cisterna de baño

Si tu cisterna pierde agua constantemente o el mecanismo no funciona bien, deberás plantearte hacer una revisión del inodoro para ver qué ocurre. Normalmente, este tipo de problemas suelen proceder de una avería en el mecanismo de cisterna, por lo que será necesario cambiarlo para que todo vuelva a funcionar correctamente.

Te dejamos los pasos a seguir para realizar esta reparación:

  1. Corta el agua: cierra la llave de paso para que no se pierda agua. Puedes utilizar una llave ajustable para cerrarla.
  2. Retira el mecanismo antiguo: desenrosca el pulsador y retira la tapa de la cisterna. Deja la tapa en un lugar plano para evitar que se caiga. Retira el mecanismo con cuidado.
  3. Revisa las juntas: echa un vistazo a las juntas, fíjate en si están desgastadas y necesitas cambiarlas también. En el caso de que estén bien, puedes colocar directamente el nuevo mecanismo.
  4. Instala el nuevo mecanismo de cisterna: enrosca el nuevo mecanismo en el lugar del que acabas de retirar y en la misma posición en la que estaba el anterior. Coloca la tapa y enrosca el nuevo pulsador.
  5. Abre la llave del agua: una vez instalado, comprueba que funciona correctamente. Para ello vuelve a usar la llave ajustable para abrir el paso del agua, deja que la cisterna se llene y usa el pulsador.

Puedes ver paso a paso cómo cambiar el mecanismo de tu cisterna en este vídeo de nuestros talleres AKI:

Cómo cambiar los latiguillos del WC o el lavabo del baño

También puedes encontrarte situaciones en las que el lavabo o el WC pierden agua cuando los usas, lo que termina con el suelo empapado, esto puede ocurrir porque se haya roto uno de los latiguillos y será necesario cambiarlo.

Recuerda que antes de realizar cualquier tarea de fontanería debes cortar el paso del agua para evitar fugas. Utiliza guantes de protección por si el latiguillo se ha roto y tiene algún filo cortante.

  1. Comprar los latiguillos adecuados: fíjate bien en el latiguillo que tienes instalado actualmente y mide su longitud y diámetro para comprar uno nuevo con las mismas características.
  2. Retira el latiguillo roto: desenrosca el latiguillo que pierde agua, si ves que está muy apretado, puedes ayudarte con una llave ajustable para realizar esta tarea. Desenrosca tanto de la conexión a la pared como la que va a la cisterna o el grifo del lavabo.
  3. Colocar el nuevo latiguillo: coloca el nuevo latiguillo en la posición del anterior, recuerda que el latiguillo no debe quedar tirante, por lo que quedará con una forma curva.

Ahora que conoces estos consejos sobre cómo reparar tu baño te será mucho más sencillo realizar estas tareas de bricolaje casero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.