Curiosidades del bricolaje (Volumen 7)

En el anterior post sobre curiosidades del bricolaje, os mostramos alucinantes productos fruto de un minucioso trabajo de bricolaje realizados en China. En este artículo hablaremos sobre los tacos de pared y diferentes curiosidades que rodean a este conocido elemento,presente en numerosas tareas de bricolaje.

 

Curiosidades sobre los tacos de pared

 

¿Sabías que resulta más fácil romper una pared de hormigón que un anclaje metálico?

Si se produjera un arranque por tracción, la fuerza del taco es tan grande que se quebraría el hormigón antes que la fijación con el taco metálico.

¿Cuantos tacos de plástico se han vendido a lo largo de la historia?

Nada más y nada menos que la increíble cifra de ¡20.000 millones de unidades!

¿Desde cuando existen los tacos de pared?

Con anterioridad a su invención,  se utilizaba un bloque de madera que se insertaba en paredes de mampostería, añadiéndole un gran agujero. Más tarde, el bloque de madera se rellenaba con yeso o cemento, y entonces, ya se podían clavar todo lo que quisiéramos fijar.  Más tarde, en el año 1911, llegó la patente referente a los tacos de fijación. anchor-83067_1280

¿A qué tipo de tacos de fijación hacía referencia la patente de 1911? 

Hasta que aparecieran los tacos de plástico en el año 1958, el invento de Rawlings se caracterizaba por unir algunas fibras de yute, (un material textil con pegamento) dejando un hueco en el centro de las fibras para poder llevar a cabo la labor de atornillado. Así que los primeros tacos, eran una especie de “tacos textiles”.

¿Cómo surgió la patente de la cabeza de Rawlings?

Todo fue gracias al Museo Británico. El ingeniero John Joseph Rawlings acepto el reto de realizar una instalación eléctrica en las paredes del British Museum. La condición era ensuciar y romper lo menos posible para no tener que reconstruir ninguna parte del museo. Y así, Rawlings inventó el primer taco de pared de la historia. Lo comercializó bajo la empresa “Rawl Plugs” y todavía a día de hoy es usual que en Inglaterra definan los tacos de pared (wall plugs) como“rawl plugs”.

La historia está llena de hechos insólitos. Un simple taco de fijación, que ahora observamos como quién observa algo insignificante, tiempo atrás, fue fruto del ingenio de un tipo que pasaría a la posteridad. A partir de ahora, ya puedes contar muchas historias en torno al famoso taco de fijación.

Nosotros seguiremos informando sobre curiosidades del bricolaje para aumentar tu biblioteca mental.

¡Hasta el próximo volumen!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.