Decorar muebles con papel pintado

Una buena idea para dar un aire nuevo a tu hogar sin gastar mucho dinero es decorar muebles con papel pintado, un material que está de moda y aporta un toque elegante y vanguardista a cualquier estancia.

Aunque tradicionalmente el papel pintado se utiliza para forrar las paredes, no es el único uso que puede dársele. En esta galería encontraréis algunos ejemplos sacados del blog Cosasdepalmicula, Tres Estudio, la web Decoora y Decoesfera.

Veamos algunas ideas que pueden inspirar tu propio proyecto:

– Forra una estantería o una vitrina por dentro de manera que pueda verse detrás de los libros, jarrones o lo que tengas dentro. ¡Observa cómo puede cambiar el mueble de siempre y adquirir protagonismo en el salón!

– Da un nuevo aire a una vieja cómoda, con esta técnica puedes restaurar y reutilizar un mueble que esté viejo y deteriorado y convertirlo en una pieza original y exclusiva.

– Una idea original es usar papel pintado para los escalones de una escalera, que suele ser un espacio poco decorado dentro del hogar y es sin embargo uno de los espacios que más se ven por estar en la entrada o parte central de la casa.

– Además de forrar por dentro los cajones, también se puede pensar en forrar las puertas de un armario para que la habitación resulte más vistosa.

– Para el dormitorio, una buena idea es forrar el cabecero de la cama, una forma de aportar color o estampado más allá de las cortinas o una lámpara sin tener que pintar las paredes o cambiar de mobiliario.

– Si el papel es muy especial o tienes poco, también puedes usarlo en elementos decorativos como marcos o cajas.

– Por último, y pensando que el papel pintado se utiliza tradicionalmente para las paredes, puedes pensar en usarlo como friso o cenefa de cualquier pared o enmarcando una puerta o ventana. Esto será algo más difícil que forrar un mueble si la pared no está lisa y tendrás que medir con mucha precisión para que no quede doblado.

Si ya tienes pensado tu propio proyecto, tienes que saber el material necesario para forrar un mueble con papel pintado:

  • Una lija para igualar la superficie del mueble y una brocha o paño seco para quitar las impurezas sobrantes..
  • Pegamento en spray o cola para papel pintado. Aunque ambos pegamentos pueden usarse para este proyecto, el pegamento en spray en más eficaz y sencillo de usar, además de conseguir un mejor acabado, ya que es más sencillo conseguir que no queden burbujas al pegar el papel. No obstante, la cola también sirve porque es perfecta para pegar la madera y el papel y además, es más barata que el pegamento en spray.
  • Papel pintado, papel decorativo o de cualquier otro tipo, que es el material esencial para este proyecto decorativo. Ten en mente que no sólo puedes usar uno comprado para la ocasión, también puedes reutilizar revistas, posters o cualquier otro tipo de papel que no sea excesivamente fino.
  • Tijeras o cúter para hacer el recorte del papel.
  • Regla o cinta métrica para realizar las mediciones correctamente.
  • Puedes usar pintura para los cantos o para dar una capa al fondo del mueble con la intención de que no se transparente el fondo al pegar el papel decorativo.

Ahora veamos cómo forrar un mueble con papel pintado paso a paso:

  1. Lija la superficie a decorar y elimina las impurezas restantes con una brocha o un paño seco
  2. Si el fondo es oscuro o quieres pintar los cantos, debes de aplicar la capa de pintura y dejar que se seque antes de pegar el papel.
  3. Toma las medidas de la superficie que quieras forrar con papel, ya sea del fondo de un cajón, de un estante, el cabecero de la cama, etc.
  4. Corta el papel a la medida dejando un par de centímetros de margen por si tienes que rectificar.
  5. Aplica el pegamento en spray o la cola a la superficie que vas a forrar. Ten en cuenta que, si vas a usar papel para los laterales de un mueble, es más conveniente empezar por el fondo y decorar luego los lados.
  6. Coloca el trozo de papel para comprobar si encaja bien antes de pegarlo a la superficie con el adhesivo.
  7. Comienza a pegar desde uno de los lados y ve presionando el papel con el paño poco a poco; así se quedará bien fijado y será más fácil que no salgan burbujas.
  8. Finalmente, pon a secar el mueble el tiempo que indique las instrucciones del adhesivo que hayas usado y ¡ya está!

Ahora ya no hay excusa para dar un cambio en alguna de las estancias con esta idea sencilla y económica que dará un aire nuevo a tus muebles y a tu casa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.