Ahorro Energía

Día Mundial del Ahorro de Energía

El 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía con el objetivo de hacer partícipe a toda la sociedad de la importancia de un uso adecuado de los recursos de los que disponemos. Una fecha importante para repasar que repercusión tiene nuestro día a día en el Medio Ambiente y cómo podemos cuidar el planeta a la vez que ahorramos en nuestras facturas.

El día de hoy se trata de reflexionar y actuar. Nos hacemos constantemente preguntas del tipo ¿cómo puedo ahorrar en mis facturas? ¿cómo puedo reducir mis consumos en luz y agua?, y a menudo olvidamos el beneficio para todos que estas preguntas representan al convertirse ¿cómo puedo ayudar a reducir la contaminación? Pequeños cambios pueden traer grandes beneficios. Por eso es momento de ponerse manos a la obra y realizar pequeñas mejoras en nuestro hogar.

ahorro hogar

El aislamiento de tu hogar, clave en el ahorro energético

Comencemos por la energía que utilizamos para mantener nuestro hogar siempre con la temperatura adecuada. El consumo en aire acondicionado y calefacción se dispara si nuestra vivienda no esta aislada correctamente del exterior. Las perdidas en suelo, techo y paredes requieren de una planificación en la construcción o de obras de cierta envergadura, sin embargo, podemos obtener grandes resultados con pequeños cambios en puertas y ventanas.

aislamiento

Para mejorar el aislamiento en puertas y ventanas, necesitamos de elementos que dificulten el intercambio de calor sin poner trabas al movimiento. Nada sería más molesto que una puerta que se traba o una ventana que chirría por elegir una mala solución para mejorar el aislamiento. Nuestra propuesta es el uso de burletes, fabricados generalmente en caucho o silicona, con los que sellar las rendijas tan necesarias en puertas y ventanas para el funcionamiento de sus mecanismos.

Existen burletes en diferentes colores y adaptados a medidas estándar. Su instalación puede ser atornillada o mediante adhesivo, y se pueden cortar en función de nuestras necesidades para cerramientos que se salen de las medidas habituales o para puertas de garaje. Con este pequeño cambio que no te llevará más de 10 minutos de tu tiempo, notarás como tus facturas comienzan a bajar y reduces tu huella energética.

Controla la climatización de tu vivienda

De acuerdo a organismos oficiales, las temperaturas óptimas para tener pleno confort en nuestro hogar son de 21º C en invierno y 25º C en verano. Cada grado de diferencia puede suponer un incremento del 7% en tu factura de la luz además de incrementar las emisiones contaminantes.

Para controlar nuestro consumo energético en calefacción y aire acondicionado debemos combinar buenos hábitos con los avances tecnológicos de los que disponemos.

termostato

Es importante regular las horas en las que tenemos encendidos nuestros equipos de climatización. Apagar la calefacción antes de ir a dormir nos permitirá disfrutar del calor residual durante la noche sin incrementar el gasto. Esta medida que se puede considerar un buen hábito, puede controlarse de manera automática gracias al uso de termostatos y cronotermostatos. Ser un poco despistado ya no es excusa para dañar el Medio Ambiente.

Se pueden colocar en diferentes estancias para controlar la temperatura de las habitaciones que estemos usando y no derrochar energía en el resto. Recuerda que por la noche, es recomendable no bajar la temperatura del todo, sino dejarla en torno a los 15-17 grados centígrados. Los últimos modelos controlan automáticamente la temperatura tomando como referencia el exterior y nuestra sensación de comodidad regulando las horas necesarias y automatizando completamente el funcionamiento pudiendo manejar el sistema desde nuestro teléfono móvil gracias a la domótica.

Tecnología LED para una iluminación de bajo consumo

Ahorrar energía en iluminación no significa desarrollar el sentido del tacto y aprender a caminar a oscuras en nuestra casa. La tecnología da pasos de gigante cada vez que nos planteamos cómo reducir nuestro consumo eléctrico y han convertido la tecnología LED en algo muy efectivo y al alcance de todos.

bombillas led

Ya no hay viviendas sin bombillas LED, y es que su consumo frente a las tradicionales es hasta un 85% menor. Esto, además, supone reducir las emisiones de CO2 en un porcentaje similar. Otra de sus grandes ventajas es la durabilidad, con un tiempo de vida que supera los 10 años. Más eficaces, resistentes y de encendido instantáneo, recuperarás la inversión de sustituir la iluminación de tu hogar con lo que ahorres en tus próximas facturas de la luz.

Pequeños pasos que suponen grandes resultados en el ahorro energético de tu casa. Ponte las pilas y comienza a reducir tus consumos ganando comodidad y cuidando el Medio Ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.