Decorar con espejos

Gana amplitud y luz decorando con espejos

Decorar con espejos es una forma sencilla de conseguir amplitud y luminosidad en una estancia, además de ser un objeto práctico y decorativo.

Como cada pequeño proyecto de bricolaje que realices, lo primero, antes de comprar si quiera el material, es saber qué se quiere conseguir: Dar sensación de amplitud a un baño, conseguir luminosidad en un dormitorio, decorar una entrada, etc.

Si aún no sabes dónde y cómo quieres colocar los espejos en tu hogar, aquí te dejamos una galería con imágenes sacadas de Mi casa revista para que te llegue la inspiración.

Dependiendo de dónde quieras poner el espejo y cuál sea el efecto que quieras conseguir, así deberás elegir un modelo u otro. Ten en cuenta estos consejos previos:

Piensa en lo que va a reflejar el nuevo espejo, ten en cuenta que esa imagen se verá magnificada, por lo que no tiene sentido darle protagonismo a otra pared vacía o a un rincón poco decorado o estropeado de la casa.

Ten en cuenta la proporción del espejo con respecto a la superficie en la que se va a colocar antes de comprarlo y te aconsejamos que trates de evitar poner un espejo pequeño en una pared grande, a menos que se trate de un conjunto de espejos formando un collage.

El marco de un espejo le aporta colorido y estilo, sirve para dar el aire que buscas a la estancia, por lo que es importante pensar en ello antes de colocarlo y comprar los materiales.

Hablemos de lo más importante, el lugar estratégico donde colocar tu nuevo espejo:

En frente de una ventana es una de las mejores posiciones donde colocar un espejo, especialmente si tiene buenas vistas, ya que reflejará el exterior y proyectará la luz natural al resto de la estancia.

Los pasillos o rincones de la casa son espacios pequeños y poco luminosos, por lo que un espejo podría hacer un gran favor a la sensación de amplitud. Para estos espacios es recomendable prestar atención al tipo de espejo, el color del marco, la forma, etc, ya que deben de ir acorde con el estilo que tengas en casa. En el catálogo de AKI puedes encontrar gran variedad de espejos de todas las formas, tamaños y colores, ¡aprovéchalo!

El recibidor es uno de los lugares más comunes para poner un espejo, en este caso suele ser no sólo por la sensación de amplitud, sino como forma de decoración y elemento práctico que te permite mirarte antes de salir de casa. ¿Quieres poner un espejo en la estrada de tu casa? En esta galería te mostramos algunos modelos que pueden ayudarte e decidir cuál es el tuyo.

Está de moda decorar los muebles con espejos, hacer esto es algo más complicado que simplemente colgar o apoyar un espejo en una pared, pero da un resultado muy original. Para ello hay que buscar un tipo de mueble con la superficie lisa y comprar un espejo a medida. Por ejemplo en la puerta de un armario, en la encimera de una cómoda, los cantos de las estanterías, el cabecero de una cama, etc.

Cualquier habitación pequeña es susceptible de mejorar con un espejo. Un salón comedor por ejemplo, si no es muy grande, pinta las paredes de un color claro y coloca un gran espejo que refleje toda la luz que llegue a la habitación. Igualmente ocurriría con un dormitorio o un cuarto de juego, etc.

No olvides que puedes jugar con las formas de los espejos, ¡échale creatividad! Puedes combinar varios en un collage o elegir uno de contornos redondos, ondulados, horizontales y un larguísimo etc.

¡Anímate a probar y comparte tus ideas con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.