ideas-con-cojines

Ideas con cojines: haz de tu casa un lugar confortable

El mundo de los cojines es un universo inherentemente creativo. Desde el momento en que se diseñan, cuando se plasman en ellos las más originales ideas con las más diversas técnicas –crochet, pintura a mano, etc.- hasta el momento en que se llega a jugar con sus combinaciones para generar atmósferas; los cojines son, sin lugar a dudas, un elemento de diseño que ayuda a crear ambiente de hogar.

¿Qué podemos hacer con los cojines? 

Sofás como nubes. El uso más convencional de los cojines es el de presidir los sofás. Es casi una norma que la apetencia visual de un sofá es proporcional a la cantidad de cojines que disponemos en ellos ¿Quién, siendo niño, no se ha lanzado impetuosamente sobre la nube algodonosa de relleno de cojín del sofá? No conviene excederse en cantidad pero sí disponer una generosa remesa de ellos sobre nuestro sofá, el sitio más emblemático la casa.

No pierdas tu silla. Los cojines para las sillas son una de las mejores formas de dar gallardía a unas sillas convencionales. Una silla de líneas rectas y sobrias puede convertirse en un dechado de colores sólo con la superposición de uno de estos cojines. Los estampados clásicos atrevidos como el cachemir conjuntándolos con blancos hueso son de una elegancia muy notable. Una apuesta segura.

¡Invade el suelo! Puedes crear una zona chill out en tu terraza con cojines de suelo. De este modo, daremos vida a estos espacios que en tantas ocasiones están desaprovechados o abandonados y son el lugar ideal para tomar algo informalmente con los amigos o, simplemente, para que tus hijos pasen las horas trasteando cómodamente un espacio del que quizá su dormitorio carece.

Ideas con cojines para salones y dormitorios

Salones. Un recurso muy utilizado por los diseñadores de interior con el objetivo de dar univocidad y armonía al salón es conjuntar la funda de los cojines con el estampado de las cortinas. Queda realmente bien y en todos los casos es fácil de conseguir. Sólo tienes que reservar unos retazos de las cortinas y encargarlos a medida. Puedes encargarlas a alguna costurera de tu barrio. Te los hará más económicos de lo que piensas. Un consejo: para la cara de atrás del cojín queda especialmente bien el terciopelo, un material eternamente elegante, si puedes permitírtelo.

Dormitorios. Si estás tratando de jugar con los cojines para la decoración de tu dormitorio, presta especial atención  a la relación entre las almohadas y los cojines de la cama. Si consigues imbricar bien los estampados y las tonalidades podrás conseguir combinaciones estupendas. Además, intenta que los cojines sean tan mullidos y suaves como las almohadas. Habrá muchos momentos en los que el cansancio hará que no tengas fuerza para destapar la cama y te agarres a lo primero que veas.

Los cojines son, pues, otro elemento común con el que podemos definir, re-definir e, incluso, conquistar espacios en nuestro hogar. Además, podemos utilizarlos para conseguir armonía en las estancias combinándolos con otros elementos de decoración e, incluso, revitalizar viejas sillas o mecedoras sólo por el hecho de ponerles un cojín estratégicamente seleccionado a tal efecto. Los cojines son elementos personalizables y muy socorridos para dar ese matiz de frescura –sin gastar mucho- que andabas buscando para tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.