Baño

Ideas para mantener el baño en orden

Suena el despertador 7 a.m. y el reloj no deja de avanzar: duchas, aseo, maquillaje, peinados, … Todo resulta mucho más fácil cuando tenemos lo que necesitamos accesible y en orden, de esta manera optimizamos nuestro tiempo.

Un baño organizado nos ayuda en ese momento del día en el que toda la familia tiene que utilizar el aseo al mismo tiempo. Colas en la ducha, todos los enchufes ocupados con el secador, la máquina de afeitar, la plancha del pelo.

Mantén tu baño en orden

Baldas

Si tu baño es tu reino y eres de los que no lo comparten, imagina poder poner todos los productos  del cabello en una bonita balda, de fácil colocación en tu ducha, para no saltarte ningún paso en el cuidado capilar. No sólo es tener un baño ordenado y bien decorado, es permitirnos lucir una melena estupenda.

ordenar baño

Carritos y estanterías

Cuando en tu casa tienes un baño precioso pero diminuto, tener los accesorios de la familia bien organizados es esencial. Hay miles de posibilidades para aprovechar cualquier rincón, con carritos y estanterías. Hay muchas opciones para colocarlos. Alrededor del pie del lavabo, sobre la cisterna o contar con muebles de ruedas para poder desplazarlo, si necesitas disponer de más espacio en momentos determinados. Es clave tener buena organización cuando el espacio es escaso. No hace falta renunciar a tener más o menos accesorios o utensilios, sólo necesitamos la combinación de muebles, cajones y estantes adecuada que encaje en nuestro espacio.

ordenar baño

Cestas y cajas organizadoras

El caos puede sorprendernos en los casos más insospechados: espaciosos toilettes con unos muebles enormes, pero, ¡ay, encontrar algo en esos cajones inmensos! Cuantas veces no encontramos esa cremita pequeña que viene tan bien para un viaje, un pasador que combina fantásticamente con el look que has escogido, o cualquier cosa diminuta que no usas con frecuencia. Para estos casos, lo mejor es contar con cestitas o preciosos organizadores de maquillaje de metacrilato. Estos últimos no sobrecargan el cajón, aportan luminosidad y si prefieres tenerlos en una balda junto a un bote de algodón, son ideales. Además, la apariencia de este material es similar al vidrio. Resulta elegante en un espacio que se vincula a la higiene y el cuidado y no incluye el riesgo de rotura, muy importante en una estancia en la que es frecuente caminar descalzos.

ordenar baño

Un punto fuerte de los baños es verlos limpios, ordenados y con todas las toallas organizadas. Suaves y con olor floral o fresco, en cestas organizadas por colores o tamaños, apiladas en estanterías, … y disfrutar de un rato en la bañera en ese momento, ¡qué relax!

Cestos para la ropa sucia

Y, claro, esto nos lleva a “la otra ropa”, la que nos quitamos antes de la ducha y que no puede quedar tirada en cualquier lugar. Contar con varias cestas para la ropa de la colada es una gran solución. Nos permite clasificar las prendas en los distintos contenedores cuando nos la quitamos y, con esta solución, facilitarnos el trabajo de seleccionarla antes de ponerla en la lavadora. Podemos separarla por colores, por tejidos, por usos o por programa de lavado al que se va a someter. Para ello podemos contar con cestas de muchos tamaños, que se adapten al espacio y al volumen de ropa que van a albergar. También tenemos que tener en cuenta el material. En una cesta de mimbre puede estropearse nuestra ropa delicada, pero una de tela muy delicada puede no ser la ideal para la ropa sucia con manchas difíciles que vayan a deteriorarla.

En definitiva, disfruta de tu baño, tenlo ordenado. Nos ayuda a optimizar el tiempo cuando tenemos prisa y nos aporta mayor relajación cuando podemos aprovechar y cuidarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.