Ilumina tu casa y crea diferentes espacios

Quizás porque España es un país con mucha luz, a menudo se nos olvida que la iluminación no sólo sirve para ver mejor, es también una forma de decorar y de hacer agradable una estancia. La luz artificial es una gran aliada del espacio, con ella podemos hacer más amplios los lugares pequeños o crear diferentes ambientes sin necesitada de paredes.

¿Quieres saber cómo aprovechar el espacio con una iluminación apropiada? En este post te contamos algunas de las posibilidades más sencillas, útiles y económicas para conseguirlo.

Fundo Iluminacion2 Pag18-19Lo primero que hay que tener en cuenta es que no todas las bombillas son iguales y para elegir la más adecuada hay que tener en cuenta el color, la intensidad, su capacidad energética y el lugar donde se va a colocar; Igual que no parece razonable usar una luz tenue para la cocina, tampoco es lógico poner una fluorescente para la sala de estar o una luz demasiado blanca y potente para el dormitorio.

Si tienes una estancia amplia que quieres dividir en varios ambientes, por ejemplo un salón que además es salita y comedor, o un dormitorio que es además zona de estudio, usar diferentes puntos de luz puede ayudarte mucho a conseguirlo.

El primer paso consiste en decidir el objetivo, pongamos por caso que tienes un salón grande y quieres aprovecharlo para convertirlo en 3 espacios: Una zona de comedor, otra a modo de sala de estar y otra tercera zona para trabajo o estudio.

Lámparas de techoEn ese caso, lo ideal sería colocar una o varias lámparas de pie para la zona es estar donde estará el sofá, la televisión, etc. Para ese tipo de estancias es aconsejable una luz cálida que puede conseguirse con una bombilla de luz ligeramente amarilla y no excesivamente potente.

Otra segunda zona que puede crearse en un salón amplio es un el comedor, un lugar que necesita buena luz al tiempo que debe ser acogedor para disfrutar de esos momentos de tranquilidad o de celebraciones. Para conseguir este efecto es habitual el uso de lámparas de techo colgadas a una distancia de la mesa de entre 1,5 y 2 metros, centrada y con bombillas de potencia intermedia. Otra posibilidad que resulta muy elegante y confortable son los focos o apliques de paredes y estanterías, pero requieren una planificación e instalación más compleja que la opción anterior, ya que hay que hacer un pequeño mapa de puntos de luz y ponerlos incrustados en los muros.

Por último, puede interesarnos habilitar una zona para el trabajo, el estudio o la lectura. Obviamente la luz de ese lugar estará encaminada a ver con claridad y comodidad, ya sea en papel o soporte informático. Los flexos y lámparas de mesa son las ideales para eso porque su luz suele ser potente y puede enfocarse hacia donde necesites. Además, hay gran variedad de oferta de lámparas de escritorio en el mercado con diseños de todo tipo que te permitirán dar a la estancia el estilo con el que te sientas más identificado.

Puede que tu caso sea al revés, que tengas una estancia pequeña a la que quieras dar un poco más de amplitud. En este caso la iluminación es clave, ya que los espacios en penumbra parecen más pequeños y claustrofóbicos. Veamos algunas formas dIlumina estanterías y paredese usar la luz para que la zona parezca más grande en distintas habitaciones del hogar.

Iluminar las paredes consigue que la habitación gane en metros visualmente. Para esto se pueden usar apliques en los muros para iluminarlos, por ejemplo encima de algún cuadro o instaladas en las estanterías. Con esa excusa se da luz a las paredes y se reduce la sensación de espacio angosto.

En cuanto a la cocina, es recomendable que instales más focos sobre la encimera que en el techo y que ubiques los puntos de luz en lugares relativamente bajos como armarios o estantes, así evitarás deslumbramientos mientras cocinas y aumentarás la sensación de amplitud.

Para hacer visualmente más amplio un baño pequeño es importante poner un espejo grande que refleje la luz e iluminar la estancia lateralmente para no crear sombras. Los apliques sobre el espejo no son tradicionales por casualidad, además de ser una forma de facilitar la visión, también lo es de aportar desahogo en este tipo de estancias que a menudo son pequeñas.

No te resignes a encender siempre la luz de arriba e iluminar todo de golpe, diseñando bien tus puntos de luz mejorarás el rendimiento del espacio y el energético, permitiéndote además ahorrar en electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.