antena

Instala tu antena de televisión

La televisión es uno de los electrodomésticos estrella en nuestra vivienda. Las nuevas tecnologías y el estándar HD hacen que tengamos unas imágenes con una resolución muy alta y de gran calidad. Pero si no mantenemos nuestra instalación y cableado de antena, comprobaremos como poco a poco vamos perdiendo calidad de imagen e incluso la señal de TV.

Si nos decidimos por cambiar una antena lo más importante es la seguridad. De hecho, si se puede llamar a un profesional es mejor, ya que hay que acceder a zonas peligrosas como tejados inclinados o zonas resbaladizas. De esta forma, lo primero que debemos de hacer es comprobar si recibimos una buena o mala señal. Para ello, un consejo muy sencillo es preguntar a los vecinos cual es la calidad de su señal de antena. Así, dependiendo de la calidad de nuestra señal optaremos por:

  • Cable de doble protección Se utiliza cuando disponemos de una buena señal.
  • Cable de tripe protección Se utiliza cuando la señal es mala o hay pérdidas.

Es habitual con el uso y las nuevas incorporaciones de cable (para otras habitaciones o conexiones) que tanto los cables como las conexiones se vayan deteriorando.

Podemos encontrar el problema en cables de conexión o en la toma de la pared.

Para este trabajo no necesitarás más que un cortacables, destornillador y un pelacables para cable coaxial.

Revisión de cables de TV

Por norma general, la conexión desde la pared hasta el televisor se realiza mediante un cable con dos conexiones. Si las conexiones de los extremos son registrables, comprobaremos su estado.

  • Vamos a revisar el estado del cable coaxial. Éste tiene un hilo o alma por donde “circula la señal”. Ese cable está protegido por una funda de plástico y apantallado por una malla trenzada de cable que evita las interferencias. Si la malla roza el cable de datos o “el chasis” de la conexión, habrá una derivación de señal que se traduce en una pérdida de calidad.
  • Desmontamos el anillo de cierre y abrimos la conexión. Comprobamos el cable de datos y la pantalla de protección. Si vemos hilos o dudamos, es preferible desmontar y cortar cable.
  • Una vez que hemos cortado el cable con el cortacables, debemos usar un pelacables específico para cable coaxial. Éste corta solo la funda exterior sin deteriorar la malla ni la protección interior.
  • Cuando ya hemos retirado la protección exterior, enrollamos toda la malla de apantallamiento como si enrolláramos un cable. De esta forma, queda expuesta la protección interior que debemos quitar para dejar al descubierto el cable de datos.
  • Introducimos el cable de datos en la borna del conector y apretamos con un destornillador, asegurándonos de que queda firme. El cable de apantallamiento tiene que quedar en contacto con la parte metálica del conector, cerramos y aseguramos con el anillo de cierre.
  • Repetiremos la misma operación con el otro extremo del cable.
Reparar conexión de antena terrestre

Reparación de la toma de la pared

En este caso es preferible sustituir la toma que intentar repararla. A veces se estropean con el paso del tiempo, al tirar del cable o al haber pintado en repetidas ocasiones.

  • Comienza desmontando la tapa y el embellecedor. Por norma general, hay un tornillo en el centro de la tapa. Usa un destornillador plano para aflojarlo hasta que puedas sacar la tapa al completo. Una vez retirada podrás quitar el marco embellecedor.
  • Con el mismo destornillador, aflojaremos los tornillos de sujeción. Funcionan igual que en los mecanismos de enchufe o interruptor. Con aflojarlos un poco será suficiente para poder extraer todo el mecanismo.
  • Comprobarás que hay un solo cable (coaxial). Afloja el tornillo de la tapa donde entra el cable y podrás retirarlo sin dificultad.
Reparar conexión de antena terrestre
 Si tienes suficiente cable coaxial, sería interesante que cortes el extremo eliminado la parte usada. Prepara el cable como en el caso anterior, usando un pelacables para cables coaxiales.
  • Retira la tapa y el embellecedor del mecanismo de antena nuevo. Afloja el tornillo de la parte trasera hasta levantar la pestaña de sujeción. Introduce el cable coaxial en uno de las dos tomas (el de TV, la otra es para una antena de radio).
  • El cable de apantallamiento debe quedar en contacto con la parte metálica de la pestaña. Cierra la pestaña y aprieta el tornillo comprobando que el cable queda firme y sujeto.
  • Sitúa el mecanismo en su sitio y aprieta los tornillos laterales hasta que quede sujeto. Asegúrate de que queda bien nivelado.
  • Solamente queda colocar el embellecedor y la tapa del mecanismo de antena.

No te pierdas tus series, películas o partidos preferidos por una mala instalación. Con estos sencillos consejos un nuevo mundo se abre en tu televisión de una forma tan sencilla que no te lo crees. ¡Disfrútalo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.