kintsugi

Kintsugi: Convertir lo que se ha roto en arte

El momento que un objeto que forma parte de la decoración de nuestro hogar se rompe deja en nosotros una sensación de amargura. Como en cada crisis hay una oportunidad, hoy os presentamos una técnica japonesa llamada Kintsugi 金継ぎ que consiste en la reparación de objetos de una forma diferente y artística.

Todos nos hemos encontrado en una situación similar. Un jarrón, una taza o cualquier adorno de cristal, cerámica u otro material frágil se nos escapa de las manos para caer al suelo donde se deshace en pedazos. En función de su valor nos desprendíamos de lo que había quedado o buscábamos una solución en la que intentábamos reconstruirlo disimulando en lo máximo de lo posible las uniones con la intención de devolverlo a su aspecto original.

Kintsugi DIY
http://acozykitchen.com/

El kintsugi (literalmente, carpintería de oro) se basa en la idea de que los daños que los objetos sufren con el paso del tiempo forman parte de su historia y los hacen más hermosos, de esta forma los defectos de la pieza pasan a ser la característica que la define y su rotura motivo de celebración. Esto nos da pie a realizar manualidades Do it yourself (Hazlo tú mismo) con la que se puede dar una nueva vida a objetos que se han roto pasando de algo sin valor a las piezas estrella de nuestra decoración. Al finalizar, serás el dueño de algo único y original digno de cualquier coleccionista gracias a tu talento

Materiales necesarios

– Pintura: La técnica especifica la utilización del color oro, sin embargo puedes dar rienda suelta a tu imaginación y escoger otro color que se adapte mejor a la pieza o a tus gustos.

Pincel: Para extender la pintura una vez ya has vuelto a montar la pieza.

Adhesivo adecuado para el material que vamos a reconstruir. Lo habitual será trabajar con cerámicas, cristales, porcelanas o vidrios. Para esos casos puedes elegir entre pegamentos instantáneos, adhesivo universal o la indispensable cola de contacto resistente.

– La pieza que vayas a reconstruir.

Proceso

Lo primero que necesitas es algo roto, esto no quiere decir que tengas que romper algo en perfectas condiciones. La oportunidad se presentará en algún momento o quizá ya tengas algo guardado cuyo valor sentimental impidió que tirarás. Sin embargo, es cierto que esta manualidad presenta la posibilidad de hacerte con una pieza de muy poco valor (con tu trabajo la revalorizarás) fracturarla a propósito y utilizarla, de esta forma no tendrás que esperar. Es importante que tengas cuidado a la hora de romperla, puedes envolverla en un paño de cocina y golpearla con un martillo pequeño creando la cantidad y tamaño de piezas a tu gusto.

Kintsugi DIY
http://acozykitchen.com/

El siguiente paso es resolver el “puzzle” y juntar de nuevo las piezas. Comienza por la base, trabaja por separado a la hora de unir las de menor tamaño y deja el tiempo suficiente para que el adhesivo haga efecto. Te resultará entretenido y está al alcance de todos al tratarse de algo tan fácil que no te lo crees.

Kintsugi DIY
http://acozykitchen.com/

Por último, llega el momento de pintar las fracturas con la pintura color oro. La idea es cubrir todas las uniones, aunque la cola de contacto sea casi imperceptible, y dejar secar. Una vez finalizado solo tenemos que buscar el lugar ideal para exponer nuestra obra.

Aprovecha la oportunidad sacando al artista y manitas que llevas dentro con esta obra de arte DIY.  ¡Manos a la obra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.