piscina hinchable

La piscina hinchable y su mantenimiento

Una piscina hinchable, entraría dentro de la categoría de piscinas autoportantes. Es una piscina desmontable compuesta por uno o muy pocos elementos, sin necesidad de estructuras que refuercen el apoyo de su peso. Se colocan sobre un suelo liso, firme y nivelado. Una de sus ventajas radica en su fácil manejo y en la posibilidad de transportarlas allí donde quieras.

Hoy en día, las piscinas hinchables han evolucionado mucho. Atrás quedaron las piscinas hinchables infantiles antiguas, con calidades realmente bajas y unas limitadas prestaciones. La mejora en la calidad de los materiales posibilita piscinas hinchables con una mayor capacidad, disfrutando así varias personas al mismo tiempo.

Mantenimiento de una piscina hinchable

Después de haber llenado la piscina, llevaremos a cabo el primer tratamiento añadiendo una cantidad de producto proporcional a los litros que haya en la piscina. Con un test de pH podremos medir el pH del agua para tener claro esta parte del tratamiento. Al regular el nivel de pH del agua, dispondremos de una información muy valiosa, puesto que, en base a dicho pH, optimizaremos los siguientes productos que actuarán de manera más eficiente.

piscinahinchable

El cloro es un producto químico que desinfecta el agua impidiendo que aparezcan microrganismos y resulta clave para el buen funcionamiento de las piscinas. Para aplicar el cloro puedes emplear un dosificador de cloro, fácil y cómodo de utilizar.
Si hablamos de cantidades, la concentración de cloro varía de un fabricante a otro, convendrá leer las propiedades. El nivel óptimo de cloro libre se sitúa entre los 0,6 y 1,5 mg/l y conviene mantener un nivel de pH entre 7,2 y 7,4.  Es la forma más efectiva y segura para llevar a cabo una cloración. Habrá una buena cantidad de ácido hipocloroso que destruirá microorganismos sin perjudicar nuestra salud.
Si llueve, el pH del agua cambiará. Saca tu kit analizador de pH y cloro para evaluar los cambios. Si resulta necesario, retiraremos las impurezas de la lluvia o de hojas caídas con una redecilla.
Si tu piscina no lleva ningún sistema de depuración, coloca un filtro de cartucho. Filtrará  las partículas que contiene el agua y facilitarás que el cloro se diluya de manera homogénea.

Para una mejor limpieza, elegiremos un limpiafondos Ventury.  No requiere de la fuerza de succión de un filtro para absorber las partículas del fondo de la piscina. Funciona con la fuerza que ejerce el agua de la manguera que se conecta en la base y las impurezas son retenidas en una red de tela.

Si no se va a utilizar la piscina en un periodo de tiempo, cúbrela con una cubierta  ya que así no pasará la luz del sol, impidiendo que pueda darse la fotosíntesis y que aparezcan algas.

Como has podido comprobar, elegir una piscina hinchable para disfrutar del verano es una excelente opción si no quieres hacer un gran desembolso de dinero y además vas a estar en diferentes lugares. Para combatir el calor es más que suficiente y además, su mantenimiento no te quitará mucho tiempo. Disfrutarla es…¡Tan fácil que no te lo crees!

2 thoughts on “La piscina hinchable y su mantenimiento”

  1. Hola!

    Recientemente he comprado una piscina, pero en mi caso es de madera. ¿Sabéis algún tipo de tratamiento especial que haya que hacerle para mantenerla en buen estado?

    A nivel de agua le vigilo el PH y el cloro. Eso si, ¿Pero a nivel de materiales y deterioro de la propia piscina?

    Gracias

  2. Hola Paco. En nuestro blog también encontrarás artículos para reparar muebles de madera. Si en el buscador escribes dicha frase, podrás verlo. Sigue los consejos de mantenimiento de madera y aplícalos a tu piscina. ¡Gracias por seguirnos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.