Llena tu casa de color y dale un aire nuevo

Llenar de color tu casa es la forma más sencilla y barata de proporcionar un aire nuevo a tu hogar. No hacen falta mucho dinero, tiempo o conocimientos para decorar alguna de las estancias de tu vivienda y conseguir que parezca otra, aquí te dejamos algunas ideas.

Para elegir el color, es importante tener en cuenta algunos aspectos de la psicología del color pensando en la función de la estancia. ¿Quieres saber qué evoca cada color?

  • El azul estimula la relajación y la reflexión, por lo que suele funcionar muy bien en las habitaciones de niños y adolescentes.
  • El color verde se asocia con la creatividad y evoca a la naturaleza, perfecto para estudios, zonas de trabajo, etc.
  • Los tonos cálidos, amarillos, naranjas y ocres son acogedores y aportan luz, especialmente los derivados del amarillo siempre que no tenga un tono muy fuerte.
  • Los rojos son estimulantes, por lo que no se debe abusar de ellos y son perfectos para pintar detalles o paredes pequeñas combinadas con otros colores y conseguir así una sensación de energía y vivacidad. Estos tonos son recomendables para recibidores, entradas y distribuidores.
  • El blanco clásico es siempre una buena elección y es el más habitual porque aporta mucha luminosidad, da sensación de espacio, refleja limpieza y además estimula el intelecto. Esto no significa que no pueda combinarse con otros colores que, juntos, consigan el efecto que buscas.
  • Por el contrario, los negros y grises se asocian a negocios y establecimientos, ya que infunden seriedad y equilibrio.

Conociendo un poco los colores y las sensaciones que aportan cada uno, es hora de decidir qué zona de la casa se quiere pintar y adaptar el color a la función de la estancia. ¡Abre tu mente a las posibilidades de cada pared y cada habitación! Piensa que cualquier lugar es susceptible de aportar color y estilo a tu hogar.

Por ejemplo, ten en cuenta que pintar una habitación al completo no es la única opción, para dar colorido a una zona puede valer con pintar sólo una pared, el marco de la ventana, el techo, el poyete de una chimenea, una puerta o lo que seas capaz de imaginar.

collage

  • Si quieres renovar el salón, ten en cuenta la luz natural que entra y procura dejar en blanco,  colores pasteles o claritos la pared que se encuentre frente a la fuente de luz natural, es una forma de aprovechar el sol y da amplitud.
  • Para los dormitorios no es apropiado elegir colores o tonos estridentes ya que afectan a la relajación visual. Se trata de un espacio destinado a la tranquilidad y el descanso, por lo que se deben elegir colores encaminados a aportar esa sensación.
  • Los recibidores y distribuidores son buenas zonas en las que arriesgar con colores y experimentar, ya que sus paredes suelen ser más pequeñas y su habitabilidad es menor, por lo que no hay que tener tan en cuenta la sensación que aporta el color y se pueden pintar de rojos y otros tonos fuertes.
  • Para los despachos o zonas de estudio el blanco o el verde claro son buenas opciones, lo cual no significa que no se le pueda dar un toque de color a determinadas zonas como proponíamos anteriormente, ya sea pintando sólo una de las paredes, las molduras o el marco de una ventana o aportando color a través de los muebles.

Por último, abordamos algunos consejos a tener en cuenta que sirven para cualquier habitación de dimensiones pequeñas, como pintar el techo de un color más claro que las paredes para jugar con la altura de las habitaciones.

collage 2

Ten siempre en cuenta de dónde viene la fuente de luz natural para aprovecharla y sobre todo para no desperdiciarla pintándola de un tono oscuro que pueda restar luminosidad a la habitación. Por esto, las paredes frente a las ventanas y balcones es conveniente pintarlas de blanco o de colores pasteles claros para que reflejen la luz.

Piensa que el color siempre da protagonismo al objeto, de manera que debes resaltar a aquellos elementos que te gusten, nunca paredes, muebles u ornamentos que estén estropeados, ya que se harán más visibles cuando los pintes.

Por último, puedes marcar la diferencia pintando con diferentes efectos, aquí os dejamos algunos vídeos tutoriales para que veas paso a paso cómo pintar con efecto metalizado, con efecto veladura y con efecto aire por si quieres probar nuevos estilos para tu hogar.

Ahora, con toda esta información, puedes sentarte a diseñar tu propio proyecto: decide a qué habitación le quieres dar un aire nuevo, piensa en los colores más apropiados para el uso de la estancia y decide qué zonas y cómo quieres pintarlas.

Como ves, no hace falta ser un gran manitas ni tener mucho dinero o tiempo para dar a tu hogar un aire nuevo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.