chica pintando una fachada

Mantenimiento de hogar exterior

La mayoría de las veces se habla del mantenimiento de hogar haciendo referencia al interior de las viviendas, pero no debemos olvidar que las partes que están a la intemperie sufren un mayor desgaste por las inclemencias meteorológicas y el paso del tiempo.

Por esa razón, es fundamental que nos pongamos manos a la obra y comencemos a llevar a cabo algunas tareas para mejorar el estado de nuestra vivienda en el exterior reparando pequeños desperfectos.

Pintar la fachada

Uno de los elementos que más a la vista se encuentra es la fachada y por ello hay arreglarla cada cierto tiempo. Desconchones, humedades y hasta desprendimientos se pueden convertir en grandes problemas y para evitarlos habrá que hacer un mantenimiento a fondo por lo menos una vez cada dos años.

Para hacerlo, en primer lugar usaremos una pistola de agua a presión para eliminar toda la pintura que esté levantada y quitar la suciedad. A continuación, revisaremos si ha habido algún tipo de desprendimiento en las molduras, en las esquinas o en los balcones y siempre y cuando sean arreglos superficiales, los podremos reparar con cemento.

Una vez hecho esto, aplicaremos una pintura para exterior que tenga una resistencia a la intemperie alta y que sea antimoho para prevenir humedades. Una vez seca, daremos otra capa y ya tendremos protegida la fachada de nuestra vivienda.

chica pintando una fachada

Limpiar los canalones

Limpiar los canalones puede parecer una tarea algo fatigosa pero hay que tener en cuenta que es muy importante hacerla como mínimo una vez cada seis meses para asegurar que el agua pueda correr adecuadamente por las tuberías. De hecho, si un canalón está obstruido puede provocar daños de humedades o moho que terminen penetrando en las paredes o el techo de la casa.

Para prevenir este tipo de reparaciones necesitaremos una escalera, unos guantes de jardín, bolsas de basura o un cubo, una manguera y un cepillo de limpieza. En primer lugar, colocaremos la escalera en una superficie plana y nos aseguraremos de que está perfectamente asegurada.  Después, nos colocaremos los guantes para proteger nuestras manos y subiremos a la escalera con las bolsas de basura.

Comenzaremos retirando los restos más grandes como hojas o ramas con las manos y  los depositaremos en las bolsas de basura. Una vez hayamos retirado todo, podremos ayudarnos con una manguera y el cepillo de limpieza para quitar cualquier resto que se haya podido quedar pegado.

También nos puede ocurrir que se haya originado una obstrucción en el bajante. Para solucionarlo podemos introducir la manguera por él y aplicarle agua con una presión alta para que se disuelva el atasco y caiga toda la suciedad por la parte de abajo. Si a pesar de esto la obstrucción continúa, otra solución es utilizar una serpiente de fontanería para eliminar el tapón.

Hombre limpiando el canalón

Proteger muebles y complementos

Es muy común que con la lluvia y el sol, los muebles de exterior de madera, los marcos de las ventanas o las barandillas puedan perder algo de color o se estropeen sus superficies. Para reparar estos problemas, empezaremos usando una lijadora para quitar la capa del barniz anterior y eliminar los restos de suciedad incrustados. Después, con una brocha iremos aplicando una capa nueva de barniz de exterior y nos aseguraremos de que quede bien impregnado por todos los rincones. Una vez secos, ya tendremos nuestros muebles y complementos protegidos para una temporada más.

Barnizar una silla

Reparar el suelo

El suelo de azulejos de la entrada a nuestro hogar puede ser uno de los más estropeados debido al sol, la lluvia o el tránsito de personas. Para arreglarlo y que recupere su aspecto original podemos llevar a cabo algunas sencillas acciones. Lo primero será quitar la suciedad más pegada con una pistola de agua a presión. Después, necesitaremos unos guantes para aplicar con una paleta cemento blanco en todas las juntas. Así, todas las uniones estarán reparadas y el suelo volverá a recuperar su aspecto original.

Reparar juntas de las baldosas

De esta forma, llevando a cabo estas sencillas tareas podemos mantener el exterior de nuestra casa de una forma óptima para así evitar reparaciones más costosas en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.