Pintura con efectos

Manualidades DIY con pintura decorativa con efectos

En ocasiones queremos cambiar la decoración del hogar pero no sabemos muy bien por dónde empezar. Hoy te contamos las distintas posibilidades de la pintura decorativa con efectos y cómo puedes aplicarla en casa para cambiar el aspecto de tus habitaciones.

Cómo elegir la pintura decorativa con efectos para tu hogar

El primer paso es ver cómo vamos a usar este tipo de pintura, si queremos pintar las paredes de una habitación, cambiar el aspecto de un mueble o matizar algunos detalles de casa.

Pintar paredes con pinturas con efectos: si quieres pintar el exterior de tu hogar, recuerda que las características de la pintura serán distintas a las que utilizamos para el interior de casa. Revisa bien el envase para asegurarte de que la pintura de efectos es apta para exteriores, ya que la mayoría de pinturas decorativas están pensadas para ser aplicadas en el interior de la vivienda.

Una vez que tienes la pintura adecuada, tanto si es para interior como para exterior, será necesario preparar las paredes para pintarlas posteriormente.  Para ello, habrá que utilizar una imprimación o base que cubra bien las paredes para evitar las superficies porosas, esto te ayudará a distribuir mejor la pintura decorativa. Si tus paredes son de gotelé o más rugosas, ten en cuenta que necesitarás algo más de pintura para cubrir por completo la superficie.

Cambiar tus muebles con pintura decorativa: cuando en casa tienes muebles viejos a los que quieres dar una segunda vida, cambiar su color puede ser una buena opción para cambiar radicalmente su aspecto. Tanto si se trata de un mueble de madera como de plástico, tendrás que lijar la superficie para dejarla lo más lisa posible, de esta forma podrás distribuir la pintura con mayor facilidad y el efecto quedará mejor.

Pequeños detalles con pintura de efectos: si quieres cambiar los pomos de las puertas, realizar un dibujo en algún mueble o pintar los tiradores de los cajones, puedes utilizar distintos efectos para personalizar objetos y decorarlos como más te guste.

Tipos de pintura decorativa de efectos

Existen distintos tipos de pintura de efectos que puedes combinar para usarlos en tu hogar y dar un nuevo look a tus habitaciones. Se trata de una solución con muchísimas posibilidades, ya que puedes mezclar tanto colores como efectos o acabados para conseguir la combinación perfecta para tu hogar.

Pintura efecto pizarra: te permite crear pizarras en casa sobre las que puedes utilizar tizas para escribir o dibujar. Puedes usarla en tu oficina o si trabajas en un pequeño estudio en tu vivienda, si tienes pequeños en casa y quieres que tengan espacio para desarrollar su creatividad en las paredes o si tienes plantas y quieres ponerles pequeños carteles con la variedad.

Pintura efecto tiza o chalk paint: muy utilizada para la decoración y restauración de muebles debido a su bonito acabado mate. Ya hemos hablado en otras ocasiones de este tipo de pintura, si quieres saber más, consulta nuestro post sobre “Cómo utilizar la pintura de tiza en casa”.

Pintura de efecto magnético: una opción muy interesante para las personas a las que les gusta utilizar imanes para organizar papeles o dejar notas visibles en casa.

Pintura decorativa efecto cristal: este tipo de pintura refleja la luz de manera diferente ya que incluye pequeños cristales que aportan una textura diferente a las paredes.

Pintura efecto arena: ofrece una textura arenosa con zonas de distintos tonos dentro de la misma gama cromática. Se aplica utilizando brochas o manoplas y el efecto será diferente en función de la orientación que le demos al trazo. Si te decides por la brocha, distribuye la pintura en direcciones distintas hasta conseguir el efecto deseado.

Pintura metalizada: si quieres decorar tus muebles o paredes con detalles dorados o plateados, la pintura metalizada es la mejor solución.

A continuación, te proponemos dos manualidades DIY en las que utilizaremos dos de las pinturas mencionadas. Te explicamos cómo puedes utilizar la pintura efecto pizarra para crear tus propias macetas personalizadas y te contamos cómo usar la pintura metalizada para dar un nuevo aspecto a tus muebles.

Pintura efecto pizarra para crear macetas personalizadas

La pintura de efecto pizarra te permite cambiar el color de paredes y objetos, pero también las propiedades de esa superficie ya que una vez aplicada y seca, podrás pintar con tiza y borrar cuando quieras.

Esto ofrece infinidad de posibilidades de uso, hoy te dejamos algunas ideas sobre cómo utilizar la pintura efecto pizarra en casa:

Macetas personalizadas: puedes personalizar tus propias macetas de una forma muy sencilla. Para realizar esta manualidad, solo necesitarás un poco de cinta para pintar, una brocha pequeña,  pintura de pizarra y unas tizas para estrenar tus macetas personalizadas.

Pintura efecto tiza para maceta
Imagen de gangandthewool.com

Si quieres que tu maceta tenga un único color, basta con aplicar la pintura por la parte exterior de la maceta, pero si quieres que tenga tonos distintos deberás seguir estos pasos:

  1. Revisa la superficie: asegúrate de que la superficie de la maceta está en buen estado y que no necesita ser reparada antes de aplicar la pintura de pizarra.
  2. Prepara el espacio en el que vas a pintar: cubre con plásticos o periódicos la superficie en la que vayas a realizar esta tarea para evitar manchas de pintura.
  3. Coloca la cinta de pintar: cubre las zonas que quieres que mantengan el tono original de la maceta. Si quieres utilizar dos tipos de pinturas distintos, también será necesario utilizar la cinta para cubrir las zonas que irán en colores diferentes.
  4. Aplica la pintura: distribuye la pintura de efecto pizarra por toda la superficie hasta que quede uniforme.
  5. Deja secar: recuerda consultar las indicaciones del fabricante para ver los tiempos de secado.
  6. Pinta sobre la superficie: una vez seca la pintura, toca poner a prueba la nueva pizarra. Puedes poner el nombre de la planta que estés cultivando en esa maceta, los cuidados especiales que necesite, los tiempos de regado o mensajes que te apetezca dejar en tus macetas.

 

Muebles con aspecto metálico envejecido con pintura metalizada

Mueble decorado con pintura metalizada
Imagen de decoratedlife.com

Utilizando la pintura metalizada podrás dar a tus muebles un aspecto completamente diferente y original. Para realizar esta tarea necesitarás:

  • Lija
  • Brocha
  • Pintura acrílica
  • Pintura metalizada

Los pasos para realizar esta tarea y conseguir que tus muebles queden perfectos son:

  1. Lija el mueble: Lo primero que hay que hacer es lijar la superficie de tu mueble o marco de madera. Intenta que quede bien liso para que puedas aplicar la pintura con facilidad.
  2. Aplicar base de pintura acrílica: si quieres que tu mueble quede con un acabado envejecido en color dorado, aplica una capa de pintura acrílica roja. Si prefieres que el color del mueble termine siendo plateado, la primera capa de pintura debe ser en un tono azul oscuro o negro.
  3. Deja secar la pintura acrílica: sigue las indicaciones del fabricante para dejar el tiempo de secado suficiente.
  4. Aplica la pintura metalizada: cubre el mueble con la pintura metalizada, aplica las capas que sean necesarias para que la superficie quede uniforme y deja secar.
  5. Lija para dar un aspecto envejecido: una vez seca la pintura con efecto metalizado, lija el mueble. Empieza por alguna zona que no sea muy visible para ver cuánto tienes que lijar para conseguir el efecto que deseas. Repite este paso en distintas zonas del mueble para darle una apariencia vintage.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.