bricolaje fácil

Pon a punto tu jardín para la primavera

Con la llegada de la primavera y el buen tiempo, a todos nos apetece salir, disfrutar del aire libre y de momentos al sol. Es la época en la que nuestras plantas comienzan a florecer. Nos toca acondicionar nuestros jardines, quitar las malas hiervas y preparar un espacio relajante dónde poder pasar un tiempo agradable.

Durante el invierno, nuestros jardines han quedado en desuso. En algunos casos, olvidándonos de ellos. Llegó la hora de salir ahí fuera y adecuar nuestro jardín. Para esto, os vamos a proponer una serie de ideas de bricolaje fácil para saber por dónde empezar.

Momento de la poda

Una de las tareas fundamentales para que nuestro césped luzca como el primer día, será podarlo. El momento más idóneo es a finales de los meses de invierno. Gracias a la poda, comenzará a crecer nuestro jardín con más fuerza. Lo ideal es contar con un cortacésped adecuado para tu jardín.  Además, nos tendremos que deshacer de las malas hierbas. Estas deben ser arrancadas de raíz evitando así que vuelvan a crecer. Para quitarlas, serán necesarios unos guantes para no hacernos daño. También, es el momento de eliminar todas las ramas secas o muertas de las plantas. Es un buen momento para dar la forma que deseamos a las ramas. Para el rediseño de las plantas, tan solo necesitaremos unas tijeras de podar.

Es hora de plantar

Se deben plantar determinadas especies para que florezcan en primavera. Si os gusta arriesgar, nosotros os proponemos plantar semillas nuevas. Conseguiremos que nuestro jardín parezca diferente cada año. Si queremos ser todavía más innovadores, os sugerimos una idea de bricolaje fácil. Esta idea sería crear nuestro propio huerto urbano. En este huerto se podrían plantar distintas semillas de hortalizas. Te aconsejamos empezar con la siembra de semillas de tomates, zanahorias y guisantes.

Si no te gusta la idea de plantar algo nuevo y tienes una serie de maceteros en casa, siempre nos quedara la opción de traspasar las macetas a nuestro jardín.

¡Y a decorar!

Una vez que se tenga el jardín podado y con todas las plantaciones realizadas, pasaremos a decorarlo. El objetivo será completarlo para que cuando nos apetezca disfrutar del espacio, tengamos lo necesario a mano. Os aconsejamos poner una mesa de jardín con sus sillas correspondientes. Si no tenemos el suficiente espacio como para poner una mesa con sus sillas, te aconsejamos cambiar las sillas por bancos. Esta última opción, dejará el espacio mucho más despejado, pudiendo así disfrutar de nuestro jardín mientras comemos o estamos con los nuestros. No estaría de más, poner un toldo vela. El objetivo será ubicarlo justo encima de la mesa.  Nos ayudará a refugiarnos de los días soleados de verano. No hay que olvidarse que para disfrutar de las noches de verano y primaverales será necesario alumbrar nuestro jardín. Para ello será necesario poner iluminación exterior para alumbrar el espacio tan especial que hemos creado.

Deja el exterior de tu hogar preparado durante estos últimos meses de invierno y sé el mejor anfitrión con tus visitas. Llévalos a tu jardín y disfruta con ellos del aroma, colores y bienestar que aporta disfrutar del aire libre. No desperdicies ningún día soleado por no tener el jardín preparado.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *