armario vestidor

Prepara y organiza tu armario vestidor

¡Cambio de temporada! Jerseys, abrigos, bufandas, chubasqueros…ha llegado el momento de tener nuestra ropa de otoño e invierno a mano y guardar los bañadores para el próximo verano. Hoy te damos una serie de consejos para preparar y organizar tu armario vestidor.

Para empezar ¿necesitas un armario nuevo? Si vas a cambiar la decoración de tu dormitorio este es el mejor momento para incluir un nuevo armario más práctico y moderno que poder organizar desde cero aprovechando que vas a tener que vaciar gran parte del actual.  Diferentes tipos de madera o incluso otros materiales se adaptarán a cualquier estilo y crearan un nuevo espacio en la habitación con el que renovar tu hogar.

Un espacio en el que organizar y disfrutar de tu ropa

Con un armario vestidor puedes crear un espacio único en tu vivienda en el que además de guardar adecuadamente ropa y complementos poder realizar todas las pruebas necesarias para encontrar el look más acertado para cada situación.

No es necesario tener una habitación extra para instalar un armario vestidor. Puedes jugar con la distribución de tu dormitorio, redistribuir los muebles o añadir un biombo que cree esa barrera que a veces necesitamos para los ensayos que en ocasiones necesitamos antes de las grandes ocasiones.

armario ropero

Un armario ropero puede convertirse en nuestro vestidor si utilizamos nuestra imaginación y saber hacer para encontrar el equilibrio en nuestro hogar.

Hazlo tú mismo

Para el manitas que llevas dentro fabricar tu propio armario vestidor es una tarea de bricolaje DIY mucho más fácil de lo que crees.  En cómodos pasos y invirtiendo menos tiempo del que supones puedes, ayudándote de nuestros servicios como el corte de tableros de madera, hacerte con todo el material que necesitas para la instalación en muy pocos pasos.

1-   Medir el espacio disponible

Es muy importante medir bien la altura, anchura y profundidad de la que disponemos para hacer nuestro armario vestidor bien en el propio dormitorio, bien en un espacio adyacente. Pon especial atención en la ubicación de columnas, vigas, y molduras así como en la instalación eléctrica de la casa (enchufes, interruptores o puntos de luz)

2-    Diseñar el interior del armario vestidor

Una vez que hayas tomado las medidas necesarias, es el momento de dibujar un boceto de cómo te gustaría distribuir el interior de tu armario en función de tus gustos o necesidades. A continuación, una vez que tienes dibujado la composición interior, debes hacer un recuento de todas las piezas que necesitarás por separado, teniendo en cuenta costados, cerramientos, estantes, zócalos y trasera.

Para hacer estos cálculos, debes tener en cuenta que lo recomendable o más usual es emplear tableros laminados de 16 o 19 mm para el interior del armario o vestidor y de 5 mm para la parte trasera. En el despiece debes indicar el largo y ancho de cada pieza y el número de perfiles o cantos que deben ir canteados (cubiertos por una tira de hoja laminada igual que el grosor).

 

armario vestidor

3-    Adquirir el material necesario en función de las medidas y composición interior

Lo más fácil es hacer un buen diseño del interior y adquirir las tablas ya cortadas, pues solo tendrás que atornillarlas siguiendo la estructura que has diseñado previamente. Si has tomado bien las medidas y tienes un plano con la distribución que quieres dar a tu armario a medida, solo tienes que acudir a tu tienda AKI habitual y hablar con nuestros especialistas en corte de madera, que en base a eso calculará las medidas y cantidad de tableros que necesitas en función al plano y cómo cortarlos para que puedas llevar a cabo tu proyecto.

4-    Montar tu vestidor o armario a medida

Una vez que tienes el material en casa, ha llegado la hora de montar tu vestidor o armario a medida. Será una tarea muy sencilla, pues dispones del plano y los tableros cortados a medida. Lo primero, antes de comenzar, será desembalar todo el material y tener localizada cada parte o pieza de la estructura para proceder al montaje.

Para unir los tableros te recomendamos utilizar una broca de ensamblaje de 5 o 7 mm, en función del grosor del tablero que hayas elegido, 16 o 19 mm. Si tus tableros son de 16 mm necesitarás tornillos de ensamblaje de 5×50 y si los tableros son de 19 mm necesitarás tornillos de 7×50.

¿Cómo organizo mi armario vestidor?

Tu ropa y complementos bien organizados en función de la temporada del año en que nos encontremos, tus gustos y tus necesidades son las claves para sacarle el máximo partido a tu armario vestidor.

Zona central

Es la zona que queda a la altura de tus ojos. Una de las más importantes y mayor rotación de ropa pues es la usamos con más asiduidad. Por norma general se ocupa con una barra para perchas

Con respecto a la ropa es importante disponer de una zona para prendas largas (abrigos, vestidos) y otra para prendas cortas (chaquetas, camisas, blusas). Intenta usar siempre el mismo tipo de perchas, así la ropa ocupará menos espacio y quedará más ordenada.

Aprovecha accesorios como cuelgacorbatas, organizadores de armarios para calzado, bolsos, camisetas o perchas para cinturones.

Zona baja

En la zona baja, por norma general, ponemos cajoneras. Hay muchas alternativas para organizar la zona baja. Usa organizadores de cajones para calcetines, camisetas, ropa interior. De un simple vistazo, te situarás en el cajón y verás toda la ropa separada, en lugar de encontrarla desordenada.

Si tienes una zona abierta, puedes colocar baldas extraíbles. Son cómodas al permitir desplazar la balda por fuera del armario. Si prefieres algo de mayor capacidad, las cestas de rejilla son el complemento ideal. Puedes guardar diversos elementos y, al igual, que con las baldas extraíbles, podrás desplazar las cestas para acceder a la ropa.

La parte baja es, también, la zona ideal para colocar los zapateros. Tienes a tu disposición distinta combinaciones de zapateros para ajustar al hueco o huecos de tu armario: zapateros extraíbles o zapateros de suelo. En caso de no disponer de espacio para zapateros, puedes usar unas cajas transparentes. Mantendrán el calzado lejos del polvo y la suciedad.

Zona alta

Es la zona de almacenaje por excelencia. En vestidores y armarios empotrados se distingue con facilidad pues está separado del resto de zonas. Es aconsejable que distribuyas correctamente la zona alta de los armarios. Es la menos accesible. Por ello, tendremos especial cuidado en que elementos guardar.

Por norma general, usamos la zona alta para guardar la ropa de temporada. Puedes usar arcones y cajas de almacenaje, pues no solo valen para guardar ropa, también puedes guardar calzado, complementos etc. Puedes encontrar diversidad de formatos, acabados y utilidades.

Ademés, es buena idea hacer una combinación de cajas de almacenaje y bolsas de compresión. Son bolsas de plástico muy resistente que cierran herméticamente. Disponen de una válvula que cierra o abre el paso a la bolsa. Para hacer el vacío sólo tienes que conectar el aspirador a esa válvula y ponerlo en funcionamiento. Al cabo de unos segundos comprobarás la bolsa se va comprimiendo y reduciendo su volumen.

Esto es todo lo que necesitas saber para tener un armario vestidor en perfectas condiciones para la llegada del otoño. Disfruta de cinco minutos de sueño extra cada mañana gracias a tenerlo todo organizado o ten el espacio necesario para poder analizar que te queda mejor para cada momento. Con este nuevo lugar, conseguir el look ideal es tan fácil que no te lo crees.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.