Paletín Encofrado

Realiza un encofrado paso a paso

Caminos, escaleras, columnas, la variedad de elementos en los que podemos realizar un encofrado para mejorar nuestro hogar es amplia y su realización es más sencilla de lo que puede parecer por lo que el manitas que llevas dentro puede realizar un acabado a la altura del mejor especialista. Hoy te traemos los consejos que necesitas conocer y algunas aplicaciones del encofrado que te pueden resultar útiles.

El encofrado es una técnica de construcción que consiste en rellenar un molde, fabricado con tablones de madera o chapas de metal, con hormigón. Recordar que este material es una mezcla de cemento, áridos, aditivos y agua.

Material Necesario

Elementos de seguridad (guantes, gafas, etc.)
Tableros de madera
Cemento
Arena
Grava
Agua
Capazo de plástico
Llana de acero
Paletín
Varillas de hierro
Clavos
Maza y Martillo

Preparación de la superficie

El primer paso a realizar en nuestro encofrado y en el que debemos ser especialmente minuciosos es en la preparación del molde que contendrá el hormigón. De su sujeción dependerá todo nuestro trabajo y un error en esta parte supondrá perder lo avanzado más adelante cuando la presión que sobre ellas ejerza el hormigón sea demasiada. Fijaremos los tableros de madera (cuyas medidas habremos elegido en función del tamaño de encofrado que queremos) al suelo mediante clavos o estacas con fuerza, pero recordando que luego debemos ser capaces de retirarlos.

Image Description
www.mclendons.com
El terreno dónde vamos a volcar el hormigón debe estar limpio, compacto y nivelado. Si se trata de tierra en el exterior deberemos escavar un poco para quitar la capa superior. Si es otro tipo de material eliminar imperfecciones para que luego todo quede equilibrado.

Image Description
www.mclendons.com
Aplicaremos sobre los tableros de madera una capa de material antiadherente para que el hormigón no forme unión con ellos. Debemos elegir madera que no tenga marcas pues estas se transmitirán al hormigón y aunque luego haremos un trabajo de acabado nos supondría trabajo extra.

Elaboración de la mezcla

La mezcla que se utiliza habitualmente en construcción y en obras de menor calado como aquellas a las que nos enfrentamos siguen la proporción de una parte de cemento, dos partes de arena y dos partes de grava. Añadiremos el agua hasta que se mezcle y no se quede pegado en nuestro paletín de trabajo, pero sin excedernos ya que en ese caso el hormigón quedaría demasiado poroso y perdería sus propiedades.

Aplicación

Image Description
www.mclendons.com
Ahora realizaremos la estructura entrecruzada de varillas de hierro. Mientras que el cemento resiste fiablemente los esfuerzos de compresión, el metal se ocupará de proporcionar al resultado final resistencia a los esfuerzos a tracción dando al conjunto la consistencia necesaria para formar nos solo caminos sino también escaleras o especialmente columnas. Sobre las varillas de hierro y colándose entre ellas verteremos la mezcla a la par que comenzamos el proceso de nivelado ayudándonos de la llana de acero o si la superficie es muy extensa como para llegar con desde un extremo utilizando un listón.

Image Description
www.mclendons.com
Finalizado el proceso debemos dejar secar durante 48 horas el hormigón protegiendo su superficie si estas en el exterior para que nada altere el resultado final si bien tendrás que regarlo ocasionalmente. Una vez seco procederemos a retirar los tableros de madera que hacían la función de molde y daremos un pequeño repaso a las zonas que no hayan quedado perfectas.

Image Description
www.mclendons.com
Con estos sencillos pasos puedes realizar distintas formas en pequeñas obras. No dudes en consultar a un profesional si consideras que la remodelación que vas a realizar es de una envergadura que supera tus capacidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.