reparación y mantenimiento

Reparación, mantenimiento y mejora del hogar (Volumen 6)

Seguimos con la interesante y práctica saga “Reparación, mantenimiento y mejora del hogar”. El volumen 6 llega cargado de consejos y trucos para que tus proyectos de bricolaje y las tareas de reparación y mantenimiento del hogar sean increíblemente fáciles de llevar a cabo. Hoy te enseñaremos los usos que debes conocer de un taladro.

La popularidad del taladro como herramienta es innegable. Ahora bien, el correcto uso de éste deja mucho que desear.  Menos mal que tenemos a Laura, experta de AKÍ Bricolaje que te enseña cómo hay que usarlo. Una de las herramientas más versátiles cuyos principales objetivos son perforar y fijar.

¿Qué es un taladro eléctrico?

Constituyen una herramienta esencial para la caja de herramientas de cualquier persona aficionada al bricolaje, así como para un sinfín de profesionales. Herramienta con forma de pistola, con mango ergonómico, gatillo y parte donde se insertan las brocas.  Sus dos características más importantes son el giro y la percusión.

¿Para qué sirve un taladro eléctrico?

Como ya hemos comentado antes, perforar y fijar serán las dos funciones clave del taladro. Las superficies donde trabajaremos serán: metal, madera, plástico y muros o suelos.

El taladro percutor tiene 2 movimientos, uno es el tradicional, el giro, el cual, en ocasiones, no es suficiente para perforar muros o superficies más resistentes y el otro movimiento es el percutor, el cual necesitaremos para apoyar al giro. La percusión es un golpe continuado que realiza el taladro para facilitar la penetración en piedras, muros, etc. Aunque como todo, siempre hay excepciones, y éstas son los revestimientos o azulejos, donde nunca activaremos el percutor para perforar.

La velocidad y el par de apriete en el taladro eléctrico

Ya conocemos el giro y la percusión. Toca hablar de la fuerza y velocidad.  Estos parámetros también irán en función de la superficie a taladrar. La fuerza está relacionada con los Watios de potencia y la velocidad la iremos calibrando conforme conozcamos el material a taladrar. Por ejemplo la madera de pino admite una velocidad media/alta y una fuerza o par de apriete bajo. Si la madera fuera de olivo, la velocidad sería más baja y el par de apriete más alto. Para superficies férricas, velocidad baja y fuerza alta.

El par de apriete suele ir incluido de manera electrónica en el taladro. No olvides que a mayor velocidad, mayor fricción y como consecuencia, un mayor aumento de la temperatura de la herramienta, broca y superficie.

Tipos de brocas

Es este apartado nos centraremos en las brocas más comunes para proyectos de bricolaje. Las brocas para metal, para madera y para paredes o suelos.

Las brocas para metal sirven ocasionalmente, para perforar algunos plásticos. Hechas de acero rápido HSS, con alto nivel de dureza y resistencia a las altas temperaturas.

Las brocas para madera o brocas de tres puntas tienen en el extremo, una punta centradora y dos palas de perforado.

Las brocas de WIDIA o para materiales de obra, están hechas de un metal extremadamente duro.  La mayoría de las veces habrá que trabajar con el percutor activado.

Todos los consejos de Laura también están perfectamente explicados en el siguiente vídeo. ¡Aprende con nosotros!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *