reparación y mantenimiento

Reparación y mantenimiento de tu hogar (Volumen 1)

Dicen que el saber no ocupa lugar. Nunca está de más aprender, y si es para tener tu hogar en perfecto estado, mucho mejor. En nuestro día a día existen pequeñas labores de mantenimiento o reparación, que, o las dilatamos en el tiempo hasta que no hay remedio, o llamamos a nuestro manitas de confianza para que nos eche un cable. No somos conscientes de la gran cantidad de tareas que podemos realizar con tan sólo algo de tiempo y las herramientas necesarias. No depender de nadie para tener tu casa siempre como nueva es posible.

A continuación, te explicamos cómo mantener suelo laminado, cómo limpiar una estufa de leña y cómo reparar una fisura en la pared. Tres labores de bricolaje fácil que te servirán para tener tu hogar impecable.

Cómo mantener suelo laminado

La calidad de los actuales suelos laminados, su cómoda instalación y la calidez que transmiten sus materiales, los han situado en una de las opciones más demandadas a la hora de cambiar el look de una casa. No necesitan ser acuchillados ni barnizados como la madera natural, pero necesitan mantenimiento y cuidados para alargar un óptimo estado.

Elimina la suciedad  y el polvo. Realizar con frecuencia diaria un buen aspirado resulta fundamental. Tras la limpieza del polvo, usaremos un limpiador neutro o en su defecto, podemos usar vinagre, que diluido en agua actúa como desengrasante natural.

Aplicación del limpiador. Diluir 1 tapón de producto por cada 4 litros de agua. Utilizaremos una fregona para extender el producto.

Devolverle el brillo a tu suelo. Si los colores se apagan y no tienen la fuerza original, puedes utilizar un limpiador abrillantador de uso diario.

Cómo limpiar una estufa de leña

Una de las claves para aprovechar al máximo el potencial y rendimiento de una estufa de leña es realizar un mantenimiento frecuente y continuado.  Su alta potencia calorífica genera cenizas y compuestos que se quedan adheridos a las paredes de la estufa y a las zonas de evacuación.

Apaga la estufa y recoge las cenizas y restos de suciedad con la ayuda de una pequeña escoba especial para limpieza de estufas. Lleva los residuos hasta la bandeja y aglutínalos en la bandeja metálica. Deposítalos en un cubo metálico que dispondrás para este tipo de limpieza.

Limpia el cristal con un limpiacristales especial para hogares de leña y estufas. Éstos tienen mayor capacidad de limpieza en estas circunstancias.

Son sólo 3 elementos que te ayudarán a mantener siempre limpia tu estufa de leña y aumentar su potencia calórica y vida útil.

 

Cómo reparar una fisura en la pared

De nada servirá buscar la mejor estufa para nuestro hogar si tenemos fisuras en las paredes por las que se escapa el calor generado por los sistemas de calefacción. En la siguiente tarea de bricolaje fácil, te enseñamos a reparar estas incómodas fisuras.

Primero deberás equiparte con un taco de lija, una espátula y pastas reparadoras.

Limpia y sanea la fisura con la espátula. De esta forma eliminarás posibles irregularidades y allanarás la fisura dejándola preparada para ser tapada.

Es el momento de la pasta específica para rellenar y reparar fisuras. Para que se cree una pasta homogénea, tendrás que masajear el tubo con cuidado.  La fibra de la pasta aportará elasticidad y evitará que se abra la fisura.

La espátula flexible servirá para aplicar la pasta en la fisura y al mismo tiempo, retirar la pasta sobrante.

Lija la superficie una vez esté seca la pasta para que la reparación quede perfecta, alineada con la pared y sin irregularidades.

Finalizar con pasta de acabado reforzará la reparación realizada.

Deja secar y vuelve a lijar la superficie para alisar por completo.

Reparar y mantener tu hogar es tan fácil que no te lo crees. Aprende con nuestros sencillos trucos a solucionar problemas del día a día en tu hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.