Revistero con estilo que puedes hacer tú mismo

No dejes que se acumulen revistas y papeles en el salón o el estudio, aunque creas que no tienes espacio en casa, el revistero que te proponemos crear en esta ocasión a penas ocupa espacio, es muy sencillo de hacer y muy económico.

El material que necesitas es simplemente una tira de cuero, unas tachuelas u otro tipo de sistema de fijación a la pared y un taladro o martillo. ¡Cualquiera con un maletín básico de herramientas indispensables tiene este material en casa!

Revistero hecho con cuero de micasamuñecasSi bien esta idea puede realizarse con otro material que no sea cuero, como plástico, goma o tela, el cuero es un material que aporta un estilo muy elegante y sobrio, además de ser lo suficientemente resistente como para soportar el peso de varias revistas.

El cuero se puede comprar en muchos sitios, pero si no localizas ninguno cerca de casa y quieres realizar este pequeño proyecto, también puedes usar un cinturón viejo.

Te contamos cómo hacer un revistero tu mismo paso a paso:

Corta una tira de cuero de al menos medio metro de larga, ten en cuenta que posteriormente lo doblarás y en espacio de cuelgue será la mitad de la cinta.

Haz un agujero en cada extremo cuidando que estén exactamente en el mimo sitio y con el mismo margen para que el acabado sea bueno. Dicho boquete lo puedes hacer con un sacabocados , pero si no tienes, lo puedes realizar con un taladro, una lezna o un punzón ayudándote de un martillo.

Revistero hecho con cuero de micasanoesdemuñecasA continuación elige el sistema de fijado a la pared, si bien una tachuela es lo más sencillo porque no requiere taladro ni espiche, no recomendamos su uso si se van a colgar del revistero algo más que papeles o revistas finas, ya que el papel es un material bastante pesado y la tachuela podría no ser suficientemente fuerte.

En caso de que quieras que el revistero aguante más carga, usa un tornillo con su espiche y clávalo a la pared haciendo el agujero con un taladro.

Además, ten en cuenta que este sistema no sólo sirve para revistas, también puedes utilizarlo para colgar y organizar otros objetos, por ejemplo en un taller de costura o en una zona del garaje habilitada para el bricolaje. Así podrás mantener ordenado y visible objetos como cintas adhesivas cuerdas, hilos o lanas y todo lo que se te ocurra que sea susceptible de ser colgado.

De esta forma tan sencilla tendrás tu revistero de diseño hecho por ti mismo.

A la hora de elegir el espacio donde llevar a cabo este pequeño proyecto piensa que se trata de una solución de ordenación y decoración al mismo tiempo. Quizás una zona de estudio de niños no es el mejor lugar, ya que, como se aprecia en las imágenes, los papeles o revistas están en equilibrio y deben colocarse correctamente, lo que en más difícil de mantener si es una estancia para los más pequeños. Sin embargo, el office de una cocina, una zona de trabajo o lectura para adultos e incluso una pared del salón o la sala de estar pueden ser espacios perfectos para poner estos prácticos y decorativos revisteros.

Pocas ideas son tan sencillas y baratas como esta que nos ha inspirado la web micasanoesdemuñecas; una forma minimalista, original y con mucho estilo de organizar el espacio de trabajo o decorar el salón o la cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.