Depuración de agua de piscinas

Sistemas para depurar el agua de la piscina

El verano llega para quedarse y con el calor se abre la veda para utilizar la piscina del jardín,  tanto de día como de noche. Para ello, necesitarás poner a punto el sistema de depuración de la piscina, por eso en nuestro post de hoy hacemos un repaso de las distintas formas que hay para depurar el agua y cómo funciona cada sistema de filtrado.

Cómo funciona el sistema de depuración de una piscina

Antes de elegir el tipo de filtro que necesitas para limpiar el agua de tu piscina, te contamos cuáles son los distintos elementos de un sistema de depuración de agua y cómo funciona.

Lo primero que hay que hacer es conocer cuáles son los componentes del sistema de depuración por los que pasará el agua y qué función tiene cada uno de ellos:

  • Skimmer: permite conectar la superficie del agua con la bomba de la piscina. A través del skimmer entra el agua en el sistema de depuración para iniciar el proceso de filtrado.
  • Bomba de piscina: este elemento permite impulsar el agua desde el vaso de piscina hasta el sistema de filtración.
  • Filtro para piscinas: es el componente que permite limpiar el agua, reteniendo las partículas de suciedad, para devolverla a la piscina filtrada.
  • Boquillas de impulsión: a través de las boquillas se da impulso al agua para que vuelva al vaso de la piscina.

Ahora que conoces el proceso, necesitarás calcular cuál es el volumen de tu piscina para saber cuántos metros cúbicos de agua tienes y ver el tiempo que debes dejar activado el sistema de depuración. Puedes utilizar nuestro servicio online gratuito Te ayudamos con tu piscina incluyendo las características de tu piscina y nosotros calculamos su volumen.

Tipos de filtros para piscinas

A continuación, haremos un repaso por los distintos tipos de filtro que puedes usar para el sistema de depuración de tu piscina. Los más habituales tanto para piscinas grandes como para piscinas autoportantes son las depuradoras con filtros de arena, filtros de vidrio o cartuchos para la filtración del agua.

Depuradoras con filtro de arena de sílice

El sistema de depuración con filtros de arena es de los más populares por su gran durabilidad y su mantenimiento sencillo. Con este sistema de filtrado, el agua pasa por un depósito de arena que ayuda a eliminar los restos que pudiera contener.

Este tipo de depuradoras forman parte de un circuito cerrado por el que circula el agua, de manera que entra el agua sucia en la depuradora, la arena filtra el agua reteniendo la suciedad y la devuelve a la piscina perfectamente limpia.

Para su mantenimiento, es necesario realizar al menos una revisión semanal para comprobar que la arena no está demasiado apelmazada o sucia. Pero, además de las revisiones semanales ¿cuándo debemos limpiar el filtro de arena?

  • Cuando realizas un tratamiento con floculantes para acabar con el verdín del agua.
  • Cuando haces una limpieza a fondo del vaso de la piscina al inicio de la temporada.
  • Normalmente en verano, con el incremento del uso será necesario lavar el filtro al menos una vez cada quince días.

Recuerda que al principio de  la temporada debes revisar todos los elementos del sistema de depuración, si en esta revisión detectas que la arena está muy sucia, puede que haya llegado el momento de cambiarla. Normalmente, la arena puede durar unos 3 años, aunque dependerá del nivel de uso y la suciedad que acumule tu piscina.

Vidrio filtrante para piscinas

Además de la arena de silex o sílice, también puedes encontrar vidrio filtrante para piscinas que puedes utilizar para filtrar el agua. Algunas de las ventajas de este sistema de filtración frente a la arena para piscinas son:

  • Más resistente: el vidrio tiene una mayor resistencia al desgaste por rozamiento que la arena.
  • Mayor durabilidad: al ser más resistente, el vidrio aguanta más tiempo sin necesidad de cambiarse, ya que no se apelmaza como la arena.
  • Mejor capacidad de filtración: son cristales preparados para una óptima filtración.
  • Ahorro de productos químicos y agua: la arena es porosa por lo que puede acumular bacterias y algas que tendrás que combatir con productos químicos. El vidrio no tiene tanta porosidad por lo que no acumula verdín y puede limpiarse mucho más rápido y usando menos cantidad de productos y agua en este proceso de limpieza.

Sistema de depuración con filtro de cartucho

Los sistemas que utilizan los filtros de cartucho son fáciles de instalar y mantener, aunque su capacidad de filtrado no es tan alta como en el caso de las depuradoras de arena. Por este motivo, este tipo de filtros está recomendado para instalarlos en piscinas pequeñas.

Para el mantenimiento de este sistema de filtrado,  existen limpiadores de cartuchos de filtro que puedes utilizar si ves que se acumula suciedad. Además de una revisión periódica, se recomienda cambiar el cartucho al menos una vez al año para conseguir una filtración adecuada.

Ahora que ya conoces los distintos tipos de filtros para piscinas que puedes utilizar, escoge el que mejor se adapte a  tus necesidades teniendo en cuenta el volumen de agua que tendrá que filtrar diariamente tu depuradora. Elijas el sistema que elijas, recuerda que debes leer atentamente las instrucciones del fabricante para realizar un mantenimiento adecuado y que el filtro esté en perfectas condiciones durante toda la temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *