calefacción-baño

Tipos de calefacción para tu baño

El cuarto de baño es la habitación de nuestra vivienda en la que más expuestos estamos al frío y a su vez en la que menos tiempo pasamos a lo largo del día. ¿Cuál es la forma adecuada de conseguir la temperatura óptima en los momentos que ahí pasamos?

El baño es una habitación pequeña, aproximadamente 6 metros cuadrados, en el que pasamos cómo máximo unas 2 horas al día. Además, se producen alteraciones que modifican la sensación que un sistema habitual de calefacción nos produciría en otra estancia de la casa ya que las condiciones de temperatura ambiente, humedad y temperatura corporal son muy distintas a las habituales.

Nada más salir de la ducha, necesitamos que la temperatura del baño sea alta para compensar la ya alta sensación térmica que el agua caliente nos ha dejado. Las soluciones más eficientes para conseguir ese confort son:

Calefactores cerámicos

Los calefactores cerámicos tienen mayor resistencia que los habituales calefactores convencionales de resistencias. Aguantan mejor el calor y su consumo de energía es menor.

baño calefacción

 

Con un calefactor cerámico disponemos de un aparato que gracias a su ventilador puede calentar la habitación de forma muy rápida ya que el calor se propagará rápidamente por todo el espacio siendo posible focalizar ese calor por lo que el beneficio que podríamos tener es máximo. Este tipo de calefactores son fáciles de utilizar por su tamaño manejable y su poco peso por lo que podemos trasladarlo de forma puntual dejándolo en la habitación en la que más necesario sea uso o guardándolo con comodidad en las épocas de altas temperaturas en las que no necesitamos calefacción.

Si bien este tipo de calefactores es ideal para el baño no le sacarás todo el rendimiento posible si lo instalas en una estancia excesivamente grande o en el exterior, además consumen oxígeno por lo que su uso prolongado puede cargar el ambiente.

Toalleros eléctricos

Por su diseño se deben ubicar en una de las paredes libres del baño. Si bien su efecto sobre nuestro cuarto de baño será menor que el de otros tipos de calefacción la sensación de comodidad que nos proporcionará una toalla caliente después de tomar un baño es un motivo más que suficiente para contar con ellos a la hora de diseñar nuestro servicio.

baño-calefacción

Un secado rápido de nuestras toallas, reduce la humedad y el olor que están pueden dejar en el baño se reduce lo que supone otra ventaja para elegir un toallero eléctrico. De todas formas, es importante no poner las toallas sobre el toallero todo el tiempo ya que perjudicarán la transmisión del calor al resto de la habitación. Con muy poco tiempo es suficiente para que nuestra ropa de baño alcance una temperatura agradable y podemos aprovechar el resto del calor para que la temperatura de la habitación sea la óptimo.

Estos aparatos pueden ser el complemento para el sistema general de calefacción de la vivienda o funcionar como única fuente de calor en cuartos de baños pequeños. Esperamos que conociendo los aparatos que pueden ayudarte, la sensación relajante que deja un buen baño o ducha no se acabe al cerrar el grifo.

2 pensamientos en “Tipos de calefacción para tu baño”

  1. Yo siempre he tenido la calefacción de arriba de la puerta y me ha ido bien aunque recientemente me compre un calienta toallas de este estilo y la verdad que también muy contento.

    Buen artículo aunque quizá falta alguna.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.