huerto urbano

Tipos de huerto urbano

Tener un pequeño huerto urbano en el que cosechar tus propios alimentos ecológicos es algo posible para cualquier amante de la jardinería, aunque inicialmente el entorno pudiera no parecer el adecuado. Te explicamos cómo conseguirlo.

Antes de empezar debes tener en cuenta algunas consideraciones sobre el emplazamiento que vayas a elegir. Es necesario que tu huerto reciba un mínimo de 6 horas de luz directa del sol al día. En el caso de tu jardín evita las zonas sobre las que tu vivienda proyecte demasiada sombra y en el caso de una terraza encontrarás que sólo una orientación es la adecuada.

La idea es aprovechar al máximo el espacio del que disponemos manteniendo las condiciones ideales para todo lo que plantemos. En lo que se refiere al riego, para jardines pequeños o terrazas puede ser suficiente con una regadera, en caso contrario tendremos que recurrir a sistemas de riego por goteo preservando el medio ambiente con un gasto mínimo de agua.

Huerto horizontal

La solución más fácil en lo que se refiere a instalación previa si cuentas con un pequeño terreno en tu jardín que reúna las condiciones adecuadas y en el que podrás utilizar la propia tierra del lugar (previo tratamiento de la misma si fuese necesario).

En este caso tus principales preocupaciones deben ser cuáles son las plantas y flores que se adaptan al emplazamiento y comenzar su siembra con las herramientas adecuadas que puedes organizar en una mesa de trabajo.

huertoaki

En el caso de tener espacio suficiente en una terraza o azotea puedes utilizar varias cajoneras de cultivo y siembra en las que separar tu huerto según necesidades mejorando la eficiencia del mismo.

Huerto en escalera

Una solución ideal si se tiene poco espacio y que puede ser implementada tanto en jardines como en terrazas. De esta forma la cantidad de sustrato es la adecuada y las plantas pueden tener el entorno ideal para desarrollarse. Desde un nivel poco profundo para hierbas aromáticas hasta la mayor profundidad dónde poder cosechar hortalizas o en las que las raíces de las tomateras pueden afianzarse para alcanzar altura y ser más productivas.

huerto en escalera

En este caso somos nosotros los que estamos aportando el sustrato, la tierra de nuestro pequeño huerto urbano, por lo que nos evitamos las preocupaciones que surgen al comenzar a trabajar en un jardín sobre si dicha tierra será apta y estará libre de hongos o enfermedades.

El huerto en escalera es práctico, compacto y su rendimiento es muy alto por lo que te lo recomendamos si dispones del poco espacio que necesita.

Huerto vertical

Comparte particularidades con el huerto en escalera en lo que se refiere a tierra, sustratos, etc. En este caso el espacio del que disponemos es mínimo y tenemos que recurrir a la ingeniosa solución de un jardín colgante con varias alturas.

jardin vertical

Para los jardines verticales debemos limitar las especies para reducir el peso del cajón o jardinera especialmente si este último está colgado del techo y no anclado a la pared que es la otra posibilidad si la orientación de tu hogar te lo permite.

Ahora solo tienes que encontrar la solución adecuada a tu espacio y disfrutar de tu primera cosecha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.