pintura

Pintura para tu hogar: todo lo que debes saber

Existen pocas actividades más efectivas para renovar tu hogar que pintar. Además de ser una tarea sencilla que pueden realizar los manitas inexpertos que comienzan su andadura en el mundo del bricolaje, dar una capa de pintura a las paredes de tu hogar resulta relajante, da una nueva imagen a tu vivienda y puede hacerse en compañía de familia y amigos.

Todos los estilos, clásicos y modernos, necesitan que los colores luzcan en perfecto estado para sacar su máximo potencial. Si tu idea es mantener el look de tu hogar o darle un aire totalmente distinto ha llegado el momento de coger el rodillo, la brocha y los pinceles y ponerse manos a la obra.

Consejos a tener en cuenta

Para ganar luminosidad y altura, es recomendable pintar el techo y las molduras de la habitación en color blanco. Puedes utilizar un color distinto si vives en una casa con los techos más altos de lo habitual o usar el mismo color de las paredes, pero en dos tonalidades más claras (recuerda consultar las paletas de pintura de cada tono)

Si vas a utilizar el mismo color de pintura de la pared para muebles de la habitación lograrás más profundidad y un resultado final en el que el conjunto parecerá ideado por un decorador profesional. Esto es habitual si vas a restaurar muebles antiguos para su nueva utilización en tu vivienda. Es importante incluir otros elementos decorativos si utilizas este estilo para tener diferentes puntos de atención que desvíen la monotonía del conjunto.

cocina pintura
estiloydeco.com

Los tonos brillantes se adaptan mejor a cocinas y baños. Para el resto de tu vivienda lo habitual es utilizar colores mate, aunque es posible utilizar el acabado brillante para tener un punto de contraste.

Solo o en compañía, tómate esta actividad como algo divertido. Si es necesario fraccionar el trabajo y pintar solo una habitación en lugar de toda la vivienda hazlo de esa manera ya que es importante no dejar a medias lo que empieces porque afectaría el resultado final.

Últimas tendencias en pintura

Para planificar la compra de la pintura y el material, tienes que tener claro que tonalidades y estilo quieres lograr. Conocer las últimas tendencias ayuda, pero recuerda que el factor definitivo para tomar una decisión es tu gusto personal. Tú eres a quien debe convencer el acabado.

pared pintura
decoratrix.com

En diseños de interiores de estilo moderno, se busca obtener contrastes entre una pared pintada con un color intenso y profundo (rojo, morado, verde botella, azul índigo) frente a las tonalidades claras o directamente blanco del resto de la habitación.

Verde, azul o amarillo son colores menos habituales que han cobrado fuerza en las nuevas tendencias de decoración. Los dos primeros, verde o azul,  evocan tranquilidad y sirven tanto para espacios contemporáneos y atrevidos con influencias escandinavas como para diseños clásicos y tradicionales centrados en muebles de madera. El amarillo tiene un toque vintage que encaja a la perfección en pasillos y cocinas.

En zonas concretas de tu hogar puedes utilizar pintura con efectos. Aportan versatilidad al diseño y originalidad al ser menos habituales. Su aplicación no requiere de técnicas complicadas y se adaptan a todas las estancias de la casa. El resultado final te hará ver tu hogar con otros ojos y presumir ante tus visitas.

La baza segura con la que encontrarás el equilibrio es el uso de blancos, negros o grises. Nunca pasan de moda y siempre se pueden combinar con el resto de colores de la habitación o incluso con algún punto de contraste en las propias paredes.

Cómo preparo la habitación y la pared antes de pintar

El tiempo que emplees en proteger tu hogar antes de pintar lo ahorrarás en limpieza al terminar. Colocaremos cinta de carrocero en ventanas, marcos de puerta y enchufes. Evitaremos mancha y pintar junto a estas zonas será mucho más rápido al no tener que ser tan cuidadosos de forma que ahorraremos mucho tiempo. Para los zócalos, utiliza cinta de carrocero con papel incorporado de forma que la protección llegue hasta el suelo y el goteo de la pintura no supere la cinta.

Para el suelo y los muebles que no hayamos podido sacar de la estancia por su peso o tamaño utilizaremos plástico protector. Es cómodo, se adapta a todo tipo de superficies y nos permitirá trabajar de una forma mucho más ágil.

reparar-pintura

Después del paso del tiempo y el uso que damos a nuestro hogar, la pared tendrá manchas e imperfecciones que debemos arreglar antes de pintar. Repasa agujeros y fisuras con masilla reparadora y una vez ha secado toda la pared con una lija para que la superficie sea regular. A continuación, ya puedes aplicar una capa base de imprimación que permitirá que la pintura normal o con efectos decorativos asiente de forma correcta y no haya diferentes tonalidades. De esta forma solo será necesaria una capa de pintura.

Cómo aplicar la pintura para obtener un acabado profesional

No olvides protegerte, utiliza gafas y una mascarilla en el caso de utilizar pistola de spray. Usa ropa vieja o un kit completo para no mancharte.

Comienza desde el techo y avanza hacia abajo utilizando el rodillo con el alargador, es importante que el rodillo no gotee antes de llegar a la pared ya que esto significaría que estas aplicando demasiada pintura. Para acabado con esmalte, barniz o pinturas con efectos necesitarás rodillos o brochas concretas con las que aplicarlos correctamente.

En esta única capa que aplicaremos debes pasar el rodillo varias veces por la superficie para conseguir una capa fina y homogénea bien repartida. Esta acción es especialmente importante si pese a quitar el excedente del rodillo, este ha goteado en la pared. Deja un pequeño espacio con las zonas protegidas con cinta de carrocera que pintaremos utilizando una brocha o pincel. Es en estas zonas más estrechas donde debemos trabajar con mayor precisión para evitar irregularidades que saltarán a la vista una vez concluido el trabajo.

Finalmente debes dejar secar y en el caso de no estar contento con el resultado lijar posibles imperfecciones y aplicar una segunda capa siguiendo los mismos pasos, aunque esto no debería ser necesario gracias a la imprimación.

Si utilizas un pulverizador para pinturas de dispersión o látex para interiores el procedimiento es muy similar. Deberás proteger bien todas las zonas de la habitación que no vas a pintar incluyendo la totalidad de las puertas y ventanas usando plásticos. Puedes ayudarte de una varilla mezcladora para conseguir que la pintura tenga la composición correcta.

El uso de estos pulverizadores es muy sencillo ya que regulan la cantidad de pintura a aplicar, solo tienes que estar atento a orientar el tubo de aspiración y el sentido del chorro de acuerdo a la dirección de trabajo. El tubo debe apuntar siempre hacia abajo y el lado opuesto de la pintura y el chorro debe ser vertical si trabajamos de izquierda a derecha u horizontal si trabajamos de arriba abajo.

Al finalizar solo tiene que limpiar el equipo con agua y engrasar la junta tórica para que puedas utilizarlo en perfectas condiciones la próxima vez.

Con estos consejos y consideraciones pintar tu hogar es una tarea sencilla que te resultará tan fácil que no te lo crees. ¿Os animáis a darle un nuevo color a vuestra vivienda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.