Muebles de jardín

Tratamientos para restaurar tus muebles de jardín

El buen tiempo invita a disfrutar del exterior de nuestro hogar. Trabajar en nuestro jardín o huerto, realizar pequeñas reparaciones al aire libre, empezar a pensar en nuestra piscina o simplemente relajarse. Si tienes mobiliario en tu jardín o terraza el paso del tiempo y la climatología habrán hecho mella desgastando los magníficos muebles de jardín que un día estrenaste. Por ello hoy repasamos los tratamientos que debes seguir para restaurarlos y que recuperen su esplendor.

Tu mobiliario de exterior requiere una puesta a punto cada vez que regresa el buen tiempo y queremos utilizarlo. La madera puede agrietarse o hincharse, el metal oxidarse e incluso los acabados en piedra pueden desgastarse. Estas son las soluciones que debes aplicar a cada tipo de muebles de jardín según el material en el que está fabricado.

Mobiliario de metal

La oxidación es el principal problema que este tipo de acabados pueden sufrir. La aparición de óxido es algo natural en muebles de material ferroso cuando están expuestos a la humedad.

Mobiliario oxidado

La mejor estrategia siempre es la prevención. Sin embargo, si en su día no aplicaste un tratamiento de protección para tus muebles de exterior y el metal se ha oxidado es el momento de actuar y restaurarlo.

Utiliza un cepillo de mano metálico para retirar el óxido. Para esta acción necesitarás utilizar gafas y guantes de protección que eviten que los restos puedan lastimarte. Posteriormente retira los residuos que han quedado pasando un trapo. Ahora para que los muebles recuperen su brillo debes aplicar una imprimación antióxido que será la base que asegurará su correcta conservación en el futuro y permitirá que la pintura que hemos escogido asiente. Los esmaltes son antioxidantes y de rápido secado además de contar con una gama de colores amplia con la que elegir el color que mejor se adapte a la decoración de tu jardín.

Mobiliario de madera

Restaurar muebles de madera es un proceso en varias etapas. En primer lugar debemos restaurar las capas de barniz y pintura antes hacer el tratamiento mediante la técnica de decapado. Para aplicar el decapante necesitarás una brocha que te ayude a repartir el producto y después tendrás que dejarlo actuar. Una vez que el barniz o la pintura se reblandezcan, puedes ayudarte de una espátula para quitar los restos.

Después de esto debemos lijar utilizando las lijas de mayor grano en primer lugar y terminar con una de menor grano que deje un acabado fino.

mueble madera

En el caso de que tus muebles de jardín de madera tengan carcoma debes aplicar productos especializados que varían en su forma de actuar según el nivel de daño que la carcoma haya hecho. Puedes aplicarlos con una brocha, pulverizando el producto en spray o inyectándolo en las zona afectadas. Es importante que todos los productos de tratamiento para muebles se apliquen en lugares ventilados, ya que pueden condensarse en el ambiente y provocar irritación en los ojos.

Si la madera ha recibido algún golpe puedes reparar las señales que hayan quedado utilizando distintos tipos de masilla o papel pintado que disimule dichas marcas.

Una vez está saneada la madera y tratada para su restauración es el momento de darle un nuevo aspecto y hacer que recupere su mejor imagen. Aplica tapaporos para que el barniz o el tinte que quieras utilizar no penetren en la madera. Una vez están tapados los poros, se puede utilizar una brocha para repartir el tinte por toda la superficie.

También puedes realizar una imprimación para dejar la superficie lisa y poder pintar el mueble. Utiliza colores vivos y repasa con la lija si quieres darle un aspecto envejecido.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.